La Mesa del Tren advierte del mal estado de la línea férrea a Linares: «Podría haber descarrilamientos»

Un Talgo de los que efectúan a diario sus viajes a Almería, estacionado en la terminal de pasajeros de Linares-Baeza./ENRIQUE
Un Talgo de los que efectúan a diario sus viajes a Almería, estacionado en la terminal de pasajeros de Linares-Baeza. / ENRIQUE

El coordinador estatal del Corredor Mediterráneo, Juan Barios, visitará Almería el día 16 para informar de los avances administrativos en el proyecto de AVE

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELES

La Mesa en Defensa del Ferrocarril de Almería dio ayer la voz de alerta: «el tren se cae». Se refería no a los nuevos modelos de Talgo destinados a cubrir la línea Almería-Madrid, tampoco a los Media Distancia de la serie 599 que cubren el trayecto hacia Sevilla, sino a la propia vía. «Hay 190 kilómetros de vía que están al límite, en los que apenas se puede circular. Podría haber descarrilamientos», indicaba ayer Juan Tapia, miembro de la comisión permanente de la plataforma que engloba ya a más de 180 organizaciones sociales e instituciones públicas de la provincia de Almería.

Se refería al tramo de vía existente entre Santa Cruz de Mudela (Ciudad Real) y Moreda (Granada). Un trozo del trayecto entre Almería y Madrid en el que se concentra la mayor parte de las limitaciones de velocidad por problemas de infraestructura y cuya prometida mejora apenas se ha convertido en realidad en una de estas limitaciones. «No sé cómo la gente coge el tren», infirió Tapia, quien prefirió «no tener que lamentar algo más gordo» a causa del estado de la vía.

En este tramo de vía circulan las composiciones que efectúan los trayectos Jaén-Madrid, Almería-Madrid y el Talgo Barcelona-Sevilla. Pero es precisamente la parte más afectada, la existente entre Linares y Almería, por la que circulan sólo y en exclusiva los Talgo de Almería. «Se nota hasta en el traqueteo del tren. Está entre las peores vías de España, como la Sagunto-Teruel o como la Vía de la Plata antes de que la cerraran. Tiene un problema de estabilidad. Hace año y medio dijeron que la iban a arreglar, pero no la arreglan», argumentó.

La alerta la lanzaba la Mesa en Defensa del Ferrocarril ayer, en una rueda de prensa de balance de 2017 en la que, además de criticar los nulos avances en materia de mejora ferroviaria -con la salvedad de la inclusión de trenes adaptados a personas con movilidad reducida- anunciaron que el coordinador estatal del Corredor Mediterráneo en España, Juan Barios, visitará Almería el día 16 para informar sobre los avances administrativos (en la re-redacción de proyectos) en la Línea de Alta Velocidad entre Almería y Murcia.

Además, desde la Mesa se avanzó que lanzarán una campaña para que el Gobierno se replantee la posibilidad de crear un 'by-pass' que permita a los trenes seguir llegando a Almería -y no hasta Huércal- durante las obras del soterramiento en El Puche. «Dejar los trenes en Huércal puede suponer un auténtico caos que sumar al cabreo por más de seis horas de viaje», adujo, por su parte, el coordinador de la Mesa, José Carlos Tejada.

Fotos

Vídeos