Ana Julia arrojó la ropa del pequeño Gabriel a un contenedor de vídrio situado en Retamar

Ana Julia arrojó la ropa del pequeño Gabriel a un contenedor de vídrio situado en Retamar

El recipiente de la izquierda fue registrado en el mediodía de ayer por agentes de la Guardia Civil, quienes lograron recuperar la ropa del menor tras ser guiados por la propia autora confesa del crimen

FRAN GAVILÁNALMERÍA

Ana Julia Quezada, autora confesa del crimen del pequeño Gabriel, de tan sólo ocho años, arrojó la ropa del menor asesinado en un contenedor de vídrio situado en la barriada capitalina de Retamar. Tal y como aparece en la imagen, el recipiente de la izquierda fue registrado en el mediodía de ayer por agentes de la Guardia Civil, quienes lograron recuperar la ropa de Gabriel tras ser guiados por la propia Ana Julia, quien finalmente se derrumbó en el último interrogatorio de la Comandancia de Almería y confesó cómo le dio muerte al niño en la Cañada de Rodalquilar, la finca de la familia del padre del pequeño que la propia Ana Julia y Ángel Cruz, progrenitor de Gabriel, estaban acondicionando para irse a vivir en los próximos meses.

Según el relato que ofreció Ana Julia a los investigadores de la Guardia Civil, lo primero que hizo tras comprobar que había matado al menor, fue desnudarlo y después de darle sepultura, arrojó la ropa al contenedor de vidrio, algo que no concuerda con un asesinato accidental, tal y como sostienen los agentes.

Fotos

Vídeos