Los interinos, ante la encrucijada europea

Los interinos, ante la encrucijada europea
IDEAL

Almería está siendo una de las provincias más activas en las protestas por la escasa baremación que se da a los años de servicio

JOSÉ LUIS PASCUALALMERÍA

El colectivo de interinos de la educación siempre ha estado en el punto de mira. Su situación laboral, la necesidad de consolidar sus puestos de trabajo o las complicaciones para conciliar la vida familiar y laboral han sido debates que han planeado en el sector durante los últimos años. El pasado año, además, se hicieron públicas varias sentencias europeas en contra de la excesiva eventualidad laboral en el empleo público, que obligaron a las administraciones a reducir la tasa de interinidad que, en la Educación Pública, vuelve a estar por encima del 20%. Este proceso de reducción, que debe llevarla a menos del 8%, es una oportunidad, según organizaciones como Docentes por la Pública, para consolidar a las personas que actualmente ejercen tareas docentes, pero que no tienen la estabilidad del resto de funcionarios.

Desde finales del pasado curso académico, se están llevando a cabo asambleas y movilizaciones que permitan visibilizar las demandas del personal interino, siendo Almería una de las provincias en las que se está originando una mayor actividad. De esta forma, se ha venido instando a las administraciones, tanto central como autonómica, a valorar aún más el tiempo de servicio como mérito en los procesos selectivos, facilitando la estabilización de las personas que actualmente ejercen tareas docentes, y no sólo la de las plazas que ocupan. Todas las demandas van en ese sentido, desde un acceso diferenciado hasta un nuevo proceso transitorio, donde el tiempo de servicio tenga más valor y, no haya exámenes eliminatorios.

En la reunión del pasado 26 de octubre entre el Ministerio y las organizaciones sindicales, con representación en la mesa sectorial, se discutió como punto único el Proceso de estabilización de Personal Docente. En este encuentro se dejó clara la negativa a un acceso diferenciado, a una transitoria y a quitar fase eliminatoria. De esa reunión, solo se consiguió aumentar el peso de la fase concurso a un 40% y el baremo de la experiencia.

«Esto no sólo afecta a los interinos, lo hace a toda la comunidad educativa»

Desde las organizaciones sindicales se lamenta que no se haya tenido en cuenta garantizar una estabilidad de los trabajadores, sino, únicamente de las plazas, ya que para poder beneficiarse de esta subida en la fase de concurso y del baremo, los interinos deben superar nuevamente todo el proceso de oposición. El mensaje que se lanza desde Docentes por la Pública es claro en el sentido de que «no debemos dejar estas decisiones que afectan a nuestro futuro sólo en mano de las mesas de negociación. Debemos concienciarnos de lo importante que es un respaldo unitario y fuerte de los trabajadores, si queremos conseguir que se escuchen nuestras peticiones. Debemos comprender que esto no sólo afecta a los interinos, lo hace a toda la comunidad educativa y a la calidad de la Educación Pública. Debemos entender que si un colectivo tan grande no nos mantenemos unidos, se seguirán aplicando políticas de recorte y de ataque a lo público». A tal efecto ya se está creando un grupo de interinos para que sirva de catalizador de todas estas movilizaciones, que comenzaron en Almería hace sólo dos semanas en el anfiteatro de la Rambla y que está en un periodo de incluir ideas y reflexiones, tanto de profesionales del sector como de quienes crean que puedan aportar algo en esta materia.

Por todo esto, desde la organización aseguran que «seguimos apostando por la unión del colectivo y por la unidad de los sindicatos en la defensa de la Educación Pública, y, concretamente, por la estabilidad de los interinos».

En este sentido, creen que «es importante que todos contribuyamos a visualizar la situación, algo que se está haciendo con los jueves verdes con camiseta, y con las fotos de compañeros de nuestros centros visualizando el hashtag de #Estabilidadinterinos. También llevando a nuestros centros las informaciones de las diferentes problemáticas que se tratan en las asambleas».

Principales cambios

Desde la administración se defiende que las oposiciones de Secundaria y Formación Profesional de este próximo año contarán con importantes novedades que serán beneficiosas para los profesionales. En esta próxima convocatoria, se señala desde la Consejería de Educación, los años de experiencia van a contar en mayor proporción y de esta manera los candidatos con años de servicio podrán sumar hasta siete puntos, contabilizando un máximo de 10 años. Además, aumenta el peso de la experiencia docente en la fase de concurso del 33.33% al 40%. Cambia, por tanto, la ponderación de la fase de oposición al 60% y de la fase de concurso al 40%. Es decir, se reduce el peso del examen en la nota final y sube el de experiencia y méritos que aporta el candidato a una plaza de profesor. Respecto a la experiencia docente, hasta ahora se tenía en cuenta un máximo de cinco años, con un punto por año, lo que hacía que el candidato pudiera acumular hasta cinco puntos en la fase de concurso. Ahora serán 0.7 puntos por año, hasta un máximo de 10 años de servicio y, por tanto, podrá sumar hasta 7 puntos. La experiencia docente puede aportarse tanto por los profesores interinos como por los que han trabajado en la privada. La formación académica y permanente puede sumar otros cinco puntos. Otra modificación que afecta en este caso a todos los opositores es que dispondrán de más opciones para elegir el tema.

Esto se conoce como 'bola' para la elección del tema escrito, que se extrae de una bolsa y lleva el número del tema que los opositores tienen que desarrollar. La normativa sobre las oposiciones diferencia en razón al número de temas de la especialidad de la que se examinan: cuando el temario de la especialidad tenga un número no superior a 25 temas, deberá elegirse entre dos; cuando el número sea superior a 25 temas e inferior a 51, entre tres, y cuando tenga un número superior a 50, entre cuatro temas. Con la modificación introducida para el año próximo se aumenta en una bola en todos los casos, por lo que los opositores tendrán más opciones para elegir el tema que lleven mejor preparado. Cada tribunal de oposiciones saca sus propios bolas o temas. Los presupuestos de este próximo año incluyen una previsión de empleo público en Educación que puede llegar a las 2.200 plazas, que se corresponde al 100 % de la tasa de reposición, es decir, que se cubrirán el total de bajas que se producen por jubilación u otros motivos. A estas hay que sumar otras 468 plazas correspondientes a la convocatoria de oposiciones de este año y que quedaron pendientes para el próximo, en concreto para las especiales de Secundaria en Matemáticas (115), Lengua y Literatura (115), Geografía e Historia (115) e Inglés (123). Otro dato a tener muy en cuenta por los opositores está relacionado con el temario. Para los exámenes de este próximo año no se modificará.

Fotos

Vídeos