El SAS indemnizará a la familia de una mujer que murió por negligencia en Torrecárdenas

El SAS indemnizará a la familia de una mujer que murió por negligencia en Torrecárdenas

El Defensor del Paciente llega a un acuerdo extrajudicial con el Servicio Andaluz de Salud, que tendrá que pagar 120.000 euros por la muerte de una almeriense que ingresó por bocio

Sergio González Hueso
SERGIO GONZÁLEZ HUESO

Fue ingresada aquejada de un cuadro de bocio y acabó muriendo por una mala praxis médica. Esto fue lo que le ocurrió en el año 2013 a M. M. H. F., mujer de 70 años de edad y en ese momento residente en Almería, cuando fue al Hospital de Torrecárdenas aquejada por un bocio multinodular. Según ha informado 'El Defensor del Paciente' a través de un comunicado, en el curso de la operación requerida, consistente en la extirpación del tiroides, la paciente presentó una serie de complicaciones que hizo precisar de una trasqueotomía percutánea. "La traqueostomía fue practicada por las anestesiólogas del servicio de reanimación del citado hospital y en su ejecución se perforó y desgarró la pared posterior de la tráquea", tal y como expresa el gabinete de esta oficina jurídica, que continúa su relato: "Este desgarro fue constatado tanto por el otorrino de guardia como por el servicio de radiología en un TAC, así como también por los facultativos del citado servicio de reanimación sin que nadie procediera a realizar u ordenar ninguna actuación médica que evitara las complicaciones que se pudieran derivar de esa perforación de la tráquea", añade.

La perforación provocó en la paciente un "colapso pulmonar bilateral con insuficiencia respiratoria" que terminó con su vida.

La indemnización

Por estos hechos los hijos y cónyuge acudieron a la asociación ‘El Defensor del Paciente’, que a través de sus letrados interpuso una denuncia ante el Juzgado de Guardia de Almería que conllevó la apertura de un procedimiento penal en el Juzgado de Instrucción nº 2. A raíz de la denuncia se le efectuó autopsia al cuerpo de la fallecida y se pudo determinar la causa de la muerte y la conducta de los facultativos del Hospital de Torrecárdenas. Sin embargo, por el Juzgado se procedió al archivo de la causa al entender que las circunstancias que rodearon la actuación de los anestesistas impedían un reproche penal.

Con los informes del TAC primero, donde se exponía que "se observa cánula de traqueostomía impactada en pared posterior de la tráquea". Y del médico forense después: “Entendemos que no se realizó una tireidectomía [estirpación de la glándula tiroidea] total durante la intervención y se provocó un sangrado con el consiguiente hematoma asfixiante y al no poder ser la paciente intubada se le realizó una traqueostomía que desgarró pared posterior de la tráquea con entrada de aire y sangre en cavidad pulmonar”. Los abogados entonces pusieron los mimbres para iniciar un procedimiento civil, proceso que se detuvo al entender la compañía aseguradora del Servicio Andaluz de Salud (Zúrich) que ante la "evidente responsabilidad de los médicos del Hospital Torrecárdenas" la mejor salida para el ente público era "indemnizar a los reclamantes en la cantidad de 120.000 Euros", según 'El Defensor del Paciente'.

Fotos

Vídeos