El 'Ilumuseo' del Hospital de Torrecárdenas acerca la cultura y el arte a los niños

Los niños del Aula Hospitalaria junto a sus padres, las voluntarias y Concha Torres, coordinadora. /C. J.
Los niños del Aula Hospitalaria junto a sus padres, las voluntarias y Concha Torres, coordinadora. / C. J.

Esta actividad veraniega trata de dar a conocer a los niños del Aula Hospitalaria de Oncología y Hematología diferentes museos de la provincia

CARMEN JIMÉNEZALMERÍA

Anthony es un paciente más del complejo hospitalario de Torrecárdenas. Un niño que desde edad temprana convive con una enfermedad que le hace permanecer en las instalaciones del centro en un tiempo indefinido. Debido a ello, imparte sus estudios en la Aula Hospitalaria para niños de Oncología y Hematología. En la que este verano han organizado una actividad muy especial, la de conocer cuatro museos de la provincia a la vez que la cultura y el arte que se encuentran en ellos.

Esta actividad nacida de un proyecto llamado 'Ilumuseo', fomentada por la Asociación de Padres y Madres con niños con Cáncer de Almería (Argar) y el área de Familia de la Diputación provincial, junto con la colaboración de Torrecárdenas y ALMA (Almería, Museos y Arte). Un 'Ilumuseo' con el que «compartir, aprender y crear ilusiones», explicó Concha Torres, gerente de ALMA y coordinadora de estas actividades en el Aula Hospitalaria del centro coincidiendo con la visita de la presidenta de Argar, Rosa María Onieva, el diputado de Bienestar Social, Igualdad y Familia, Ángel Escobar y el delegado territorial de Salud, José María Martín, en el día de ayer.

«Cada semana visitamos los museos de la provincia como el museo Casa Ibáñez, el museo velezano, el museo Gilabert y la Casa de las Godoyas de Fondón. Sobre todo lo que nosotros queremos contar son esas historias de familias como la de Andrés García Ibáñez que es Antony», contó Concha sobre Anthony al que le fascinó la historia de este pintor almeriense. «Le inyectó el chip de la enfermedad del arte», ríe Concha, «se ha inventado un juego que entre todos lo vamos hacer». El juego «es un monopoli de la historia de Andrés García Ibáñez», explicó el propio Anthony que confesó tener muchas ganas de visitar los museos como el Museo del Prado, su favorito. «Estoy aprendiendo la historia de García Ibáñez y también a hacer juegos de la historia», explicó el niño. El juego que ha creado «es como el otro monopoli pero tratando de la historia de los museos por ejemplo, como poniendo un personaje como el de Andrés Ibáñez», explicó señalando un cartel con la foto del pintor.

«Los niños están súper emocionados, tú le traes unos juegos y una línea de actuación y ellos te la rompen y te la hacen nueva», contó Rosa, «participan de forma totalmente activa además les ha emocionado ver las fotos de los pintores y los cuadros». La presidenta de Argar se mostró agradecida y afirmó que «aquí no hay políticos sino buenas intenciones» y que el equipo funciona «fenomenal». Además de su agradecimiento a «los médicos que tenemos varios ángeles y que son totalmente necesarios y son nuestro motor», concluyó.

Por su parte, el diputado de Bienestar Social, Ángel Escobar, resaltó que es una «actividad muy bonita» que se enmarca en el plan de atención de niños hospitalarios. «Es muy importante que los niños tengan una mayor calidez y tengan los condicionantes para que este período sea muy corto y vuelvan de nuevo a sus casas estando lo mejor posible».

El delegado territorial, José María Martín, apuntó que «lo que hacemos es que junto con la familia puedan convivir y participar y que pueda haber un núcleo de contacto por la cultura de la provincia y hacer amenos los días a los niños». Además felicitó «a los profesionales que atienden a nuestros niños con esa implicación que tienen» y a la asociación Argar y ese «impulso continuo» que dan junto a las administraciones para trabajar y hacer posible este tipo de proyectos. Una actividad veraniega que hacer crecer a los más pequeños.

Fotos

Vídeos