Hacienda recortará 1,6 millones de ingresos con la nueva bajada del IBI

Un contribuyente abandona las oficinas de Hacienda./S.G.H.
Un contribuyente abandona las oficinas de Hacienda. / S.G.H.

La rebaja será de un punto más de lo inicialmente previsto y, en vez de un 2%, como había calculado inicialmente la Delegación municipal de Hacienda, será del 3%

R. I.ALMERÍA

El Ayuntamiento de Almería volverá a bajar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para el año 2019, con lo cual, en los últimos tres años, los almerienses habrán visto reducido el pago de este impuesto en un 6 por ciento en total, lo que supone un ahorro de más de 3 millones de euros para los contribuyentes almerienses. Según informó ayer el Consistorio, la rebaja será de un punto más de lo inicialmente previsto y, en vez de un 2%, como había calculado inicialmente la Delegación municipal de Hacienda, será del 3%, lo que supondrá una merma en los ingresos municipales de alrededor de 1,6 millones de euros.

Desde 2014, el Ayuntamiento de Almería ha sometido a la actualización del valor catastral por tercera vez consecutiva, habiendo disminuido el valor catastral de los inmuebles de Almería en un 38%. Esta actualización -la última ponencia de valores se efectuó con el precio de la vivienda marcando máximos, justo antes de que comenzara la crisis económica- no sólo supone la rebaja del IBI (lo que también se conoce como 'Contribución'), sino que también repercute en otros impuestos y tasas asociados al valor catastral, como la plusvalía, el Impuesto de Actividades Económicas (para empresas y autónomos), licencias de actividad y apertura (también en esos casos), transmisiones patrimoniales y actos documentados sucesiones y donaciones o, incluso, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

La ciudad de Almería tiene uno de los tipos de gravamen más bajos de las capitales españolas y es una de las pocas capitales de provincia que ha bajado el IBI en 2017, bajará en 2018 y también en 2019. -año electoral-. Cabe recordar que la revisión de la ponencia de valores en lo más alto de la burbuja inmobiliaria llevó consigo un incremento exponencial en los recibos de IBI de los almerienses. El Consistorio fue reduciendo el tipo de forma anual para paliar levemente el gran incremento del impuesto. Ahora, la revisión catastral permite mayores rebajas.

Fotos

Vídeos