Golpe al tráfico de drogas en Almería al caer puntos de venta cerca de dos colegios

Golpe al tráfico de drogas en Almería al caer puntos de venta cerca de dos colegios

Detenidos dos individuos como presuntos autores de delitos contra la salud pública, defraudación del fluido eléctrico y tenencia ilícita de armas

IDEALALMERÍA

Agentes de la Policía Nacional en Almería han desmantelado durante la última semana, en dos intervenciones policiales distintas, dos plantaciones de marihuana y han detenido a seis personas como presuntos autores de delitos contra la salud pública y defraudación de suministro eléctrico. En el desarrollo de uno de los dispositivos ha sido desmontado un activo punto de venta de marihuana y hachís que se encontraba muy cerca de dos centros escolares.

La primera investigación comenzó a principios del mes de diciembre del pasado año, cuando fueron detectados en las inmediaciones de la calle Hortensia numerosos jóvenes en posesión de hachís y marihuana. Tras varias vigilancias y numerosas incautaciones realizadas a los consumidores se consiguió ubicar con exactitud el lugar desde donde se estaban realizando las ventas de sustancias estupefacientes.

Vendían drogas cerca de dos centros escolares

El punto de venta de sustancias estupefacientes se encontraba a escasos metros de un colegio y muy cerca de un instituto. Los agentes se percataron en las vigilancias realizadas que algunos de los clientes, una vez comprada la droga permanecían en las inmediaciones del instituto.

Los investigadores averiguaron que un clan familiar se estaría dedicando a la venta de estupefacientes en su domicilio y que en otra vivienda cercana tenían instalado una plantación de marihuana que contaba con un sofisticado sistema eléctrico y de regadío, teniendo una instalación perfectamente habilitada para el crecimiento de la marihuana enganchada ilegalmente a la red eléctrica.

Ofrecían marihuana de distintas variedades

El pasado jueves, día 11 de enero se procedió a la entrada y registro de los dos inmuebles incautando en la vivienda familiar cuatro tarros de cristal con cogollos de marihuana. Cada envase contenía distintos tipos de marihuana en relación con el sabor, variando en la acidez o dulzor de la sustancia, o consiguiendo distintas concentraciones de principio activo de THC. También fueron intervenidos 67 gramos de hachís, más de 1.000 euros en monedas y billetes pequeños, un bastón estoque y un machete.

En el registro del segundo inmueble se procedió al desmantelamiento de una plantación de cannabis sativa siendo incautadas 110 plantas de marihuana que arrojaron un peso de 40 kilogramos, numerosos transformadores, lámparas halógenas, sistemas de ventilación y todos los utensilios necesarios para conseguir en un corto espacio de tiempo un cultivo.

Han sido detenidas cuatro personas, dos hombres y dos mujeres, con edades comprendidas entre los 28 y 55 años, como presuntos autores de delitos contra la salud pública y defraudación de suministro eléctrico.

Plan Director

Esta operación se enmarca dentro del 'Plan Director para la convivencia y mejora de la seguridad en los centros de educación y sus entornos', puesto en marcha con el objetivo de ofrecer una respuesta coordinada y global para la prevención e investigación de los delitos de tráfico, elaboración y consumo de sustancias estupefacientes en las proximidades de colegios e institutos.

La última operación policial contra el tráfico de drogas se desarrolló durante la tarde del pasado lunes, día 15 de enero, cuando varios agentes se encontraban realizando labores de prevención de la delincuencia por el barrio de los Almendros. Dos sujetos fueron sorprendidos sacando unas bolsas grandes e introduciéndolas en el maletero de un coche de alta gama.

Los policías comprobaron que los sacos contenían cogollos de marihuana con un peso aproximado de 2.600 gramos y que en el interior de la vivienda había instalada una infraestructura con enganches irregulares al suministro eléctrico, contando con todos los elementos necesarios para favorecer el cultivo y procesado de la droga.

Ante estas evidencias, se procedió a la entrada y registro de la casa siendo intervenidas 290 plantas de marihuana con un peso aproximado de 32 kilos, un machete, un fusil simulado, 36 transformadores, 35 lámparas de 6000 vatios y tres teléfonos móviles. También fueron incautados el vehículo de alta gama empleado para el trasporte de las plantas y una escopeta que figuraba como sustraída.

Los dos arrestados han sido puestos a disposición judicial como presuntos autores de delitos contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico y tenencia ilícita de armas.

Fotos

Vídeos