Fuerza Nueva: intentos nostálgicos del franquismo

La extrema derecha almeriense se acercó a los postulados de Fuerza Nueva y de su líder, el notario Blas Piñar./IDEAL
La extrema derecha almeriense se acercó a los postulados de Fuerza Nueva y de su líder, el notario Blas Piñar. / IDEAL
Historias de Almería

Blas Piñar visitó Almería en dos ocasiones para insuflar ánimos a quienes planteaban el continuismo, liderados por Ginés de Haro

VÍCTOR HERNÁNDEZ BRUALMERÍA

La transición a la democracia en España, y también en Almería, dio origen a un conglomerado de partidos que, tras la apertura al nuevo régimen y la llegada de elecciones de verdad, ofrecía un panorama de gran incertidumbre acerca de cuáles de ellos serían capaces de calar en la opinión pública y suscitar la confianza del electorado para la nueva situación de España.

Aquello suponía un amplio y variado abanico ideológico que caminaba desde partidos de izquierda prohibidos en los 40 años anteriores, a aquellos que proponían una continuidad del franquismo, aunque con notables diferencias según los modelos, que llegaron incluso a provocar enfrentamientos físicos entre las distintas tendencias.

En Almería, la tendencia de extrema derecha que parecía aglutinar más apoyos en aquel momento iniciático de la flamante e incipiente democracia era Fuerza Nueva, partido fundado por el notario Blas Piñar, que impulsaba un modelo que mezclaba los principios del franquismo con los postulados de José Antonio Primo de Rivera.

En aquellos iniciales momentos de la democracia parlamentaria, seguramente el principal enemigo de Fuerza Nueva, en Almería y el resto de España, fue la Falange Auténtica, otro grupo de ultra-derecha, heredero directo de las ideas de José Antonio, con el que llegó a tener varios enfrentamientos directos en las calles almerienses.

Blas Piñar y Ginés de Haro

El elegido por Blas Piñar para liderar su formación política en Almería fue un 'viejo conocido' de esta sección dominical: Ginés de Haro Rosi, hijo de Ginés de Haro y Haro y de Carmen Rosi, dueños de aquel período de la década de los 30, 'Heraldo de Almería', que participaba de las conspiraciones contra la República y defendía la monarquía. De Haro y Rosi permaneció oculto durante la Guerra Civil en la retaguardia republicana almeriense y, a la entrada de las tropas franquistas en Almería, en marzo de 1939, puso en marcha el que sería el primer diario del franquismo. 'La Nueva España', que dos días después pasaría a llamarse 'Yugo'.

De Haro Rosi había permanecido en la estructura del Movimiento casi 40 años y, ahora que regresaba la democracia, aspiraba a trabajar en ella desde dentro, para lo cual no sólo fue el líder y hombre de confianza de Blas Piñar en Almería, sino que encabezó la lista de Fuerza Nueva al Congreso en las elecciones de 1977 y al Senado en las de 1979. Un año antes, en 1976, el partido se pondrá de largo y será presentado a la opinión pública, en cuanto al ámbito almeriense se refiere, en un acto celebrado en el mes de octubre en Carboneras. Las figuras rutilantes del acto, que contó con la asistencia de unas 400 personas según el Diario Ideal de la época, fueron los propios Blas Piñar y Ginés de Haro, que tomaron la palabra para trazar las líneas estratégicas del partido y definir con precisión sus postulados ideológicos.

Se impulsó un modelo que mezclaba los principios del franquismo y postulados de José Antonio

Fue una especie de aperitivo del gran acto de presentación que, en el Cine Imperial de la capital, tuvo lugar en 1977, de nuevo con la presencia del líder nacional. Fue aquél un acto polémico y con intención de multitudinario. De hecho, hubo varios enfrentamientos con representantes de otras tendencias ideológicas y con los mencionados de la Falange Auténtica, que terminaron en conatos de agresiones e incluso de secuestro, que no llegaron a culminarse. En aquellas listas de 1977 a Congreso y Senado encontramos a personajes almerienses como el propio De Haro Rosi, Alberto Urquiza, Josefa ramón, Juan Rodríguez, Miguel Cuadrado, Antonio Moreno Martín, Vicente González Aznar o Emilio Marín de Burgos que tendría una larga trayectoria política.

Fotos

Vídeos