Las frutas y hortalizas de Almería son de las más limpias de residuos de toda Europa

Tomate cultivado en la provincia de Almería, en uno de los centros de venta a través de subasta./J.E.R.
Tomate cultivado en la provincia de Almería, en uno de los centros de venta a través de subasta. / J.E.R.

Agricultura confirma en un curso organizado por Infoagro Exhibition la ausencia casi total de productos que superan los estándares permitidos

JOSÉ ESTEBAN RUIZALMERÍA

En la última década Almería, su sector hortofrutícola, está liderando en Europa la reducción del uso de materias activas en el cultivo de frutas y hortalizas. En todo ello, mucho tiene que ver la implantación del control biológico, pero también la transformación que progresivamente está experimentando este campo en general sobre las prácticas culturales aplicadas a la labor agrícola. En el curso organizado por Infoagro Exhibition, sobre el Nuevo Reglamento Europeo de Fertilizantes de la Unión Europea, la Delegación de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, confirmó esta evolución que coloca a las frutas y hortalizas de Almería como las más libres de residuos de todo el continente, dados los análisis muestreados por la Administración andaluza.

El secretario general de la Delegación Territorial de Agricultura, José Antonio Aliaga, durante la inauguración del curso, destacó la «gran seguridad alimentaria que existe en los productos del campo almeriense», y concretó que durante el pasado año, en las inspecciones llevadas a cabo por la Junta de Andalucía en la provincia, se tomaron 3.600 muestras en un total de 1.300 actuaciones, de las cuales sólo en seis de ellas se superó el límite máximo de residuos de fitosanitarios, lo que supone un porcentaje ínfimo con respecto a la media europea, que se sitúa en el 2,8%.

3.600
Muestras para analizar los productos desarrolló la Junta de Andalucía en Almería el año pasado.
0,16%
Solo seis superaron los límites de residuos permitidos, un 0,16%, porcentaje lejos del 2,8%, que marca la media europea.

«Esto da una idea del control que existe sobre nuestras producciones, que alcanzan los 3.400 millones de euros, de los cuales, 2.400 millones de euros se corresponden con el valor de productos hortofrutícolas que han sido exportados a otros países. Cuando el 70% de nuestra producción es para exportación, se necesitan niveles de control muy exhaustivos», apuntó el secretario general de Agricultura de la Delegación.

Ecológicos al alza

José Antonio Aliaga, durante su intervención puso de manifiesto el incremento de la agricultura ecológica bajo abrigo. No en vano, resaltó que la provincia de Almería aglutina 2.700 hectáreas de cultivos ecológicos, un tipo de cultivo donde cobra especial importancia la fertilización y su respeto de la normativa, un aspecto de la agricultura «que ha tenido una gran evolución en los últimos años y que está facilitando la conversión de los invernaderos de Almería a agricultura ecológica». Cuestión ésta por la que subrayó la importancia de este curso «para que el sector cuente con la información más adecuada y veraz posible para que las empresas que elaboran, certifican y comercializan fertilizantes puedan cumplir con la legislación vigente», y de esta forma evitar la desinformación.

En este curso, José Luis Virosta, consultor especializado en el sector agro químico en Sinergis Gestión Integrada ilustró a los presentes con los pormenores de la nueva normativa europea sobre fertilizantes, destacando. Un Reglamento sobre el que aún se encuentra trabajando la Comisión Europea que trata de incluir todos los fertilizantes a nivel europeo con una marcada tendencia hacia la sostenibilidad en la agricultura. «Lo que trata la Unión Europea, es que además de que sean eficaces, los fertilizantes han de ser sostenibles», dijo Virosta.

Según el ponente, «esta legislación abre un periodo ilusionante para que el sector pueda seguir compitiendo con rigor bajo el faro de la innovación, pero dándole más importancia a la seguridad». En este sentido, el consultor especializado en el sector agro químico apuntó que «no se puede ser una empresa innovadora sin ser segura: deben de darse los dos factores, y es lo que vamos a intentar conseguir entre todos siguiendo las indicaciones de este Reglamento». Virosta valoró la alta participación en el curso, ya que «eso supone que hay un gran interés por parte del sector por conocer la nueva legislación que propone la Unión Europea».

Fotos

Vídeos