El fraude a la luz por la marihuana a lo largo de 2017 equivale al consumo de Almería capital en un día

Imagen de archivo de una inspección de contadores /IDEAL
Imagen de archivo de una inspección de contadores / IDEAL

La energía defraudada en la provincia por los cultivos supera los 7,8 gigavatios hora y son casi 300 los enganches ilegales descubiertos en el último año

F. GAVILÁNALMERÍA

El año que se acaba de ir será recordado por muchos vecinos de las barriadas capitalinas como El Puche, Los Almendros, Torrecárdenas o Pescadería. Muchos de los residentes de estas zonas de la capital, además de otros miles distribuidos por distintos puntos de la provincia almeriense, han sufrido o sufren todavía cortes intermitentes de luz en sus viviendas.

El motivo no es otro que los enganches ilegales para mantener vivas las plantaciones de marihuana diseminadas por trasteros, pisos, cocheras y locales existentes en las barriadas citadas y controladas por las mafias de la marihuana.

La sobrecarga de la red eléctrica por estos suministros fraudulentos, algunos de ellos con instalaciones muy complejas, han provocado entre enero y diciembre de 2017 cortes de luz en numerosas viviendas e incluso incendios en transformadores que han podido generar en muchas ocasiones auténticas tragedias.

La provincia ha registrado en los dos últimos años un aumento del 89% en los fraudes detectados

A ello se suma que los suministros irregulares generan siempre un sobrecoste en la factura y «lo pagamos todos los ciudadanos», advierten desde Endesa, al tiempo que señalan que la mayoría de estos fraudes a la red eléctrica, que suponen un delito penal de defraudación de fluido eléctrico, que en los casos más graves puede acarrear hasta penas de prisión, están estrechamente relacionados con grandes cultivos de marihuana de tipo 'indoor', que necesitan mucha iluminación para que las plantas puedan crecer.

Según las cifras facilitadas por la compañía eléctrica Endesa a este periódico, el territorio almeriense ha registrado en los dos últimos años un aumento del 89% en los fraudes detectados. Concretamente en el último año se han defraudado sólo por enganches ilegales destinados a los cultivos de marihuana más de 7,8 gigavatios hora (GWh) de energía en la provincia de Almería, lo que equivale al consumo de todos los ciudadanos que residen en Almería capital a lo largo de 24 horas, es decir, durante un día.

Colaboración

El afloramiento de tantos fraudes eléctricos en territorio almeriense se debe principalmente a la labor que realizan de manera conjunta Endesa junto a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Esta colaboración, que coordina la Subdelegación del Gobierno, ha permitido a Policía Nacional, Guardia Civil y técnicos de la compañía eléctrica destapar miles de enganches irregulares y más de una treintena de cultivos de marihuana en menos de un año.

En Almería capital, la estrecha colaboración entre Endesa y la Policía Nacional ha permitido acabar con un total de 274 enganches ilegales de cultivo de marihuana en el último año tras 53 registros. Concretamente se han llevado a cabo 8 operaciones y registros contra este tipo de fraudes entre enero y diciembre de 2017.

El último de estos grandes dispositivos se produjo a principios del pasado mes de noviembre. Una investigación de la Policía Nacional permitió desarticular un clan familiar que se dedicaba al cultivo y tráfico de marihuana en el barrio de El Puche. Al clan, supuestamente conocido como 'Los Morcillos', le decomisaron un total de 830 plantas de esta sustancia estupefaciente y se saldó con la detención de cuatro personas, de las que una de ellas era en el encargado de supervisar las distintas plantaciones con la que contaba la organización criminal en viviendas particulares de la barriada de El Puche.

La colaboración entre la Policía Nacional y Endesa también dejó durante 2017 grandes dispositivos contra el cultivo de marihuana en los barrios de Molinos, El Puche, Los Almendros y Torrecárdenas donde se puso fin a la actividad de una banda criminal que tenía centenares de enganches ilegales a la red eléctrica en la capital almeriense con el objetivo de mantener cultivos de marihuana.

Los datos de Endesa dan fe de la gran problemática que suponen los enganches ilegales para la población. Y es a lo largo del pasado año, la compañía eléctrica ha registrado miles de incidencias provocadas por la sobrecarga de la red eléctrica que, a pesar de estar sobredimensionada su capacidad para esta zona, se ve afectada por los sofisticados sistemas de las plantaciones. Estas incidencias han afectado a más de 50.000 clientes.

Desde Endesa sostienen que los fraudes a la red eléctrica, además de conllevar un perjuicio económico y una merma en la calidad del servicio para los usuarios, suponen «un grave riesgo» para las personas que realizan los enganches y para quienes viven junto a esta precaria instalación, que no cumple ni siquiera con las premisas básicas de seguridad.

En este sentido, los suministros 'piratas' han provocado más de una decena de incendios en la provincia durante este año por culpa de las sobrecargas a la red que generan estas instalaciones amateur, con el consiguiente riesgo vital para las personas.

El último de estos fuegos acabó destapando el pasado mes de septiembre una plantación escondida en una vivienda de Roquetas de Mar. El incendio obligó a desalojar a una treintena de vecinos y la Guardia Civil halló en la vivienda donde se originó el fuego un total de 70 plantas bajo un cultivo con iluminación y riego.

Fotos

Vídeos