Un error burocrático condena a la calle hundida de Torrecárdenas a esperar más

Parte de la calzada de la avenida Médico Francisco Pérez Company, en Torrecárdenas, que está perimetrada por un gran badén./S.G.H.
Parte de la calzada de la avenida Médico Francisco Pérez Company, en Torrecárdenas, que está perimetrada por un gran badén. / S.G.H.

Para ejecutar su arreglo se requiere ahora una modificación presupuestaria que tendrá hasta que pasar por el pleno

S. G. H.ALMERÍA

No hay suerte para los vecinos de la avenida Médico Francisco Pérez Company, en el barrio de Torrecárdenas. Desde hace ya un año y varios meses viven en una calle en la que un socavón amenaza con acabar engulléndola. Una mala compactación del terreno ya prescrita hizo que en su día la urbanización que se realizó al calor del aterrizaje en la zona del Centro Comercial Torrecárdenas se resintiese en este punto con el primer temporal. El paso de vehículos hizo el resto hasta que la calzada se hundió llevando así desde entonces.

A pesar de que el Ayuntamiento de Almería había liberado ya una partida económica para efectuar un arreglo en base a un informe técnico, nuevos problemas de tipo burocrático harán que se retrase más una intervención que tendrá ahora que esperar hasta nueva orden. Y más concretamente a que se realice una modificación presupuestaria, tal y como explicó a IDEAL la concejala de Fomento, Ana Martínez Labella.

La edil avanzó que cuando el contrato ya aprobado pasó por fiscalización, el interventor detectó un problema en los códigos de la partida que impedían que se liberase el dinero que estaba previsto para lanzar la licitación. «No se ha renombrado la partida de forma adecuada, pues por su código estaba destinada a nueva infraestructura y no es el caso, según intervención, por lo que tenemos ahora que esperar a una modificación presupuestaria», puntualizó Labella.

Este trámite administrativo está sujeto además al visto bueno por parte de los concejales que componen el pleno de Almería. La concejala no descarta que el punto pueda incluso llevarse a la sesión ordinaria que celebrará el Ayuntamiento previsiblemente el próximo viernes día 4. En cualquier caso, una vez que tenga el parabién de este órgano tiene que estar un mes en exposición pública, periodo de presentación de alegaciones. Una vez entrara en vigor la modificación la obra se procedería a adjudicar y así culminar el tedioso proceso administrativo hasta la reparación definitiva. Labella apuntó a la primera quincena del mes de junio como la posible fecha de inicio de unos trabajos que tienen un plazo de ejecución de un mes. Cabe recordar, tal y como se aprobó en su día, que estas obras supondrán una inversión municipal de 50.000 euros.

Fotos

Vídeos