La epidemia de la gripe se adelanta dos semanas y ya se prevén más casos que en la pasada temporada

Imagen de archivo /IDEAL
Imagen de archivo / IDEAL

En la última semana de 2017 se han registrado 188 casos por cada 100.000 habitantes, el pico más alto del ejercicio

SERGIO G. HUESOALMERÍA

Agárrense los machos que la gripe ya está aquí. Y lo peor: se prevé que su incidencia sea mayor que durante los dos temporadas anteriores. Aunque aún es pronto para concretar con exactitud cómo se va a comportar el temido virus de la influenza, el mismo por el que en España fallecen cada año unas 2.000 personas -sobre todo por complicaciones derivadas de la enfermedad-, desde Salud ya advierten de que lo que se está observando hace pensar que la epidemia será más virulenta.

Actualmente los datos dicen que en el conjunto andaluz -la estadística es extrapolable a la provincia de Almería- se han detectado en la semana 52, que coincide con la última del año 2017, un total de 188 casos por cada 100.000 habitantes. Teniendo en cuenta que en la semana 51 se registraron 128 casos y en la anterior 52, la cuestión está clara: la epidemia de gripe [superar los 50 casos por cada 100.000 habitantes] está aquí y ha venido antes de tiempo.

Según explica la jefa de servicio de Salud Pública, Pilar Barroso, la incidencia de esta enfermedad es diferente al resto ya que no se da durante todo el año sino por temporadas concretas. En este caso, en los meses que componen el binomio estacional de otoño-invierno, y sobre todo, a lo largo del mes de enero coincidiendo con la llegada de las temperaturas más bajas de todo el año.

Barroso señala que el hecho de que la gripe se haya adelantado al menos dos semanas, «nos da una idea de que el número de casos en la provincia va a ser superior que los que se contabilizaron al menos durante la temporada anterior, donde el pico más alto fue de 200 casos por cada 100.000 habitantes», apunta.

«Desde hace tres semanas se viene observando en la Comunidad cómo la curva de incidencia de la enfermedad asciende por encima del umbral epidemiológico, algo que si bien se da de forma similar en todas las provincias, sí que cabe hablar de las propias características de cada una de ellas», añade Barroso, que indica que el repunte almeriense ha empezado un poco después que en otros sitios como por ejemplo Córdoba.La especialista recuerda a IDEAL cuáles son los principales síntomas de la gripe, precisamente los que ya reconocen en sus familiares, compañeros de trabajo o en ustedes mismos. Los «escalofríos, la molestia general, el dolor de garganta o la cabeza, la tos o la fiebre», enumera la jefa de servicio de Salud Pública, que insta a las personas que se vean afectadas por estos indicios a que traten de acudir al médico de atención primaria y no a los hospitales para evitar los colapsos. «A no ser, claro está, que se tengan complicaciones como por ejemplo algún problema respiratorio. En tal caso es conveniente ir a Urgencias», apostilla Barroso.

Precisamente para hacer frente al fuerte incremento de la demanda sanitaria en Urgencias que se produce durante estos meses, la Junta pone en funcionamiento cada año el Plan de Alta Frecuentación. Fue el pasado 1 de diciembre cuando la delegación almeriense de Salud activó el de esta temporada. En lo que consiste esta herramienta es en coordinar de manera eficiente los recursos existentes para ofrecer una respuesta «eficaz y coordinada» ante el citado repunte. En el plan de lucha contra la gripe también hay que recordar los programas de vacunación. En Almería se están suministrando esta temporada un total de 87.051 dosis, que se administran a través de los 231 puntos de vacunación existentes hoy.

Aunque la gripe no es una ciencia exacta sí que su génesis se produce aparejada al frío y al contagio humano. La jefa de servicio de Salud Pública explica que es recomendable para aquellos que tengan ya el virus «tener cuidado al estornudar o al toser», pues es una de las formas más comunes de contagiar al 'vecino'. También y para evitar traspasar la enfermedad es aconsejable «usar pañuelos desechables» o «airear» la vivienda o el lugar de trabajo. Asimismo, es importante «limpiarse las manos» a menudo para eliminar los posibles gérmenes antes de tocarse la nariz o la boca.

Fotos

Vídeos