Los ediles dan su visto bueno a las cuentas de 2018 entre duros reproches de PSOE e IU

Imagen de archivo de la junta de gobierno local del Ayuntamiento de Almería./IDEAL
Imagen de archivo de la junta de gobierno local del Ayuntamiento de Almería. / IDEAL

El presupuesto de este año será diez millones de euros superior al de 2017 tras un acuerdo con Cs que se rubricará en un acto público que ha 'levantado ampollas'

SERGIO G. HUESOALMERÍA

La ciudad de Almería ya tiene sus presupuestos en la rampa de salida. En el día de ayer el documento cumplió el trámite de su aprobación por la junta de gobierno local, paso previo a su debate y votación en una sesión plenaria que a buen seguro tendrá lugar a finales de la semana que viene o a principios de la siguiente, tal y como avanzó ayer el primer edil, Ramón Fernández-Pacheco.

Antes tendrá que llegar la comisión plenaria, que está calendarizada para el próximo martes y la visita de parte de la Corporación a FITUR, momento de presentar la candidatura de Almería para ser capital gastronómica en el año 2019. Entre estos actos se celebrará además otro que reunirá ante una mesa y con los medios de comunicación de testigo al alcalde y al portavoz de Cs, Miguel Cazorla. Los dos firmarán un acuerdo entre sus dos formaciones que se viene negociando desde septiembre y que acabará con el juego de espejos que ambos partidos han estado protagonizando en los últimos días. De las cuentas, poco. Lo único que de momento se ha podido sacar en claro del documento de presupuestos que va a salir adelante es que sus cifras serán expansivas respecto a los ejercicios anteriores.

Según el primer avance de las cuentas de 2018, que arribó ayer a los medios tras la celebración de la junta de gobierno local, la cantidad cerrada del presupuesto consolidado -el del propio Ayuntamiento más el de las empresas públicas- asciende a un total de 192.937.448,53 euros, lo que supone un incremento respecto a 2017 en más de diez millones euros, un 5,54% más. A esto hay que sumarle el impulso en el capítulo de inversiones, que alcanza la cifra de los 20,8 millones de euros, siete más que durante el año pasado.

El Ayuntamiento presenta hoy las cuentas con detalle y el martes celebra la junta de portavoces previa al pleno

Bajadas de impuestos como el IBI, de alguna tasa a ciertos colectivos o la implementación de nuevas partidas encaminadas a más políticas sociales... son otros de las líneas maestras de un presupuesto que en el día de hoy será presentado a los medios por parte de la concejala de Economía y Hacienda, María Vázquez. En el día de ayer lo que sí aclaró el primer edil es que el retraso en la aprobación de las cuentas, que probablemente no entrarán en vigor hasta el mes de marzo, no es tan grave. «El Ayuntamiento ha seguido funcionando normalmente, por lo que no veo dónde está el drama que pintan algunos», dijo Fernández-Pacheco, que en cierta manera contestó así a la retahíla de críticas que habían dedicado a su gestión a lo largo del día partidos como PSOE e IU.

«Kafkiano»

A pesar de las cifras expansivas de las cuentas y de las alabanzas que el documento ha recibido de sus 'padres' del PP y Cs, el día de ayer estuvo protagonizado en el Ayuntamiento por las duras críticas de PSOE e IU al modo de proceder del equipo de gobierno y su 'socio'. Los portavoces de ambas formaciones coincidieron en usar palabras como «lamentable», «vergonzoso» o «triste» a la hora de analizar cómo se ha alumbrado finalmente el acuerdo para este ejercicio.

El líder socialista en el Ayuntamiento, Juan Carlos Pérez-Navas, se mostró convencido de que tanto PP como Cs han «relegado» a Almería a un segundo plano apostillando que «están jugando a sus propios intereses». Lo dijo frente a la sede del PSOE un día después de que Miguel Cazorla protagonizase una rueda de prensa en la que confirmó el apoyo de los presupuestos con una lógica ciertamente extravagante: «Aunque al PP le fastidie que lo hagamos, nosotros vamos a apoyarle las cuentas por responsabilidad», llegó a decir en respuesta a unas palabras del teniente alcalde Miguel Ángel Castellón , que había culpado a Cs de buscar más la foto que el acuerdo.

A juicio del socialista, todo ha sido un espectáculo «bochornoso y triste» propio de «circo de la incapacidad y de jugar a la incertidumbre», dijo. Él cree que en estos meses el PP y Cs han jugado con los almerienses y con «nuestras tasas y nuestros impuestos, amoldando y acomodando la aprobación de los presupuestos a su ritmo como partidos». Es por eso que anunció que pedirán explicaciones sobre «por qué han dado este espectáculo y por qué han sido nuevamente incapaces de estar a la altura de lo que la ciudad se merece», añadió.

En la misma línea se manifestó por su parte el portavoz de IU en el Ayuntamiento de Almería, Rafael Esteban. A su juicio, los últimos días de ambas formaciones se resumen en una lucha de dos partidos «de derecha» por liderar el mismo espacio electoral. Esto ha sido «kafkiano», apostilló Esteban, que avisó a los ciudadanos: «No se crean nada de lo que se ha dicho». «Por mucho que se diga, estos presupuestos son continuistas de la línea del Partido Popular en los ejercicios anteriores. Cs sobreactúa y sus supuestas líneas rojas... ya veremos como al final en la liquidación se ve que no se ha hecho nada, como siempre», expuso el de IU, que prevé de aquí en adelante una lucha mediática por el poder entre ambas formaciones. «Sin importarle los ciudadanos, claro», remachó.

Fotos

Vídeos