Los dueños de los chiringuitos no ven posible su adaptación este verano como quiere Playas

Los dueños de los chiringuitos no ven posible su adaptación este verano como quiere Playas

Pese a que atenderán en pocos días las demandas de la Junta, creen que la burocracia dilatará el proceso hasta el verano, lo que imposibilitará el inicio de las obras que se piden

Sergio González Hueso
SERGIO GONZÁLEZ HUESOALMERÍA

Los empresarios de los negocios de playa de la capital avisan: para el verano que viene no va a dar tiempo a que se culmine la implantación de los nuevos chiringuitos, tal y como desea el Ayuntamiento de Almería.

Así al menos lo trasladó el portavoz de estos empresarios, José Antonio Membrive, quien confirmó a IDEAL que atenderán en los próximos días a los requerimientos hechos por la Junta de Andalucía a través de Medio Ambiente para poder ocupar el suelo sin problemas legales.

Según Membrive, la documentación que necesitan remitir para ir suavizando el duro trayecto burocrático que les separa de conseguir la concesión de suelo, se ha comenzado a preparar desde finales del mes de septiembre. O lo que es lo mismo, desde el inicio de su temporada baja. «Nosotros le solicitamos la concesión el pasado mes de diciembre y ha sido la propia Junta la que ha tardado más de seis meses en reclamarnos nueva documentación. Nos piden un montón de cosas en mitad del verano, que es cuando más trabajamos. Pues evidentemente hasta que no se ha terminado y nos hemos podido liberar un poco no hemos podido empezar a preparar lo que se ha requerido», explicó ayer el empresario.

Es por todo ello que cree que es imposible que este verano se puedan ver en las playas de la capital los nuevos chiringuitos. Lo cree firmemente por los tiempos de la administración, precisamente los que ayer mencionaba el nuevo delegado de Playas, Juanjo Alonso, que urgía a los empresarios a no dilatar más los procesos.

«Si este verano no va a ver adaptación no será por nosotros sino porque la tramitación a partir de ahora se cobrará, por lo menos, unos seis meses», explica Membrive, que haciendo cálculos cree que no será hasta el próximo verano cuando pueda lograrse la culminación de la fase burocrática. Entonces deberá iniciarse el proceso de renovación de los chiringuitos. Para el empresario, «es inviable que nos pongamos a hacer derribos en mitad del verano y con las playas llenas, así que tendrá que se a partir de su finalización cuando se haga», dijo.

Fotos

Vídeos