«Me dieron sólo un 2% de supervivencia y estoy aquí»

F. G. ALMERÍA

Juan Martín no se siente especial ni tampoco incomprendido, aunque tiene muchas razones para haberse sentido así alguna vez. A él le tocó padecer una enfermedad que apenas el 0,75% de los hombres en España padecerán algún día. El cáncer de mama es una de las afecciones menos comunes entre los varones, algo bastante inusual.

Pero Juan, a quien diagnosticaron el tumor en 1998, no se ha sentido «en ningún momento» excluido. «Siempre me he sentido comprendido y me han ayudado mucho», indica.

Su entereza se palpa a la hora de escuchar su relato. «Sólo me dieron un 2% de posibilidades de sobrevivir y veinte años después estoy aquí», sonríe.

Juan recuerda que esta enfermedad requiere unas revisiones periódicas, pero lo más grave lo pasó a los diez años de haberse operado. «Me dieron el alta hospitalaria, que no médica, y lo primero que hice fue tomarme una gran jarra de cerveza», confiesa entre risas.

«Ahora valoro mucho más la vida», reconoce, al tiempo que indica que siempre hay que prevenir ante cualquier síntoma. «El tiempo es oro», confiesa.

Fotos

Vídeos