El Consultivo, a favor de que Almería pague a un hombre que se cayó dentro de una arqueta

Calle Apolo del barrio de Las Chocillas, donde se produjo el accidente./IDEAL
Calle Apolo del barrio de Las Chocillas, donde se produjo el accidente. / IDEAL

Repartía publicidad en Las Chocillas cuando una tapa de suministro cedió quedando atrapado hasta la cintura, hecho por el que pide 15.440 euros al Ayuntamiento

Sergio González Hueso
SERGIO GONZÁLEZ HUESO

Eran las 8.10 horas mientras un señor, de iniciales G.M.P, repartía publicidad como cada mañana por el barrio de Las Chocillas. Al llegar a la altura del número 29 de la calle Apolo pisó la tapa metálica de una arqueta que, suelta, cedió provocando que acabase metido hasta la cintura en el hueco que repentinamente había aparecido. El suelo que pisaba se había engullido su mitad inferior, lo que rápidamente hizo que los vecinos de esta calle angosta y peatonal acudieran a su auxilio, no sin antes llamar a la Policía Local y a los sanitarios, que no tardaron en llegar. G.M.P terminó el día en el hospital de Torrecárdenas, donde permaneció hasta que le curaron de sus heridas.

Meses después de lo sucedido presentó una reclamación al Ayuntamiento de Almería solicitando una indemnización de 15.440 euros por responsabilidad patrimonial. Esa arqueta, de 44 centímetros y en la que acabó metiendo sus dos piernas, como declararon los testigos que lo vieron todo, se desplazó al pisarla y, esto, no parece ser un funcionamiento normal de los servicios públicos tal y como debe garantizar una Administración. Así lo expuso en su demanda, en la que baremó las consecuencias sufridas tras el accidente: días de hospitalización, de curación, la operación a la que tuvo que someterse y hasta los daños «morales» por las secuelas físicas ocasionadas.

De todo dio buena cuenta y a todo le dijo que 'no' el Ayuntamiento, que desestimó la reclamación por considerar que la Administración no es «imputable del daño causado sino la concesionaria del servicio». No solo eso. Al señor accidentado además le negó la mayor la concesionaria del servicio de aguas y alcantarillado así como también la aseguradora municipal. Alegaron que la arqueta donde se produce la caída es sifónica [la que da acceso a la acometida domiciliaria] y, por tanto, «ajena a las infraestructuras adscritas al Servicio Municipal de Aguas, cuya conservación y mantenimiento corresponde al titular del inmueble al que sirve dicho albañal [conducto o canal]», argumentaron.

El consejo

Es aquí cuando el Ayuntamiento lleva el caso al Consejo Consultivo de Andalucía para que le diese o no la razón en este singular episodio. No ha sido hasta el pasado mes de marzo cuando el órgano, cuyo dictamen es preceptivo en este caso por la indemnización solicitada, se ha pronunciado. Y lo ha hecho para resolver «desfavorablemente» la propuesta de resolución desestimatoria de la reclamación por parte del Ayuntamiento de Almería.

Según el dictamen, la Administración es responsable de lo sucedido en tanto en cuanto el hecho de que el servicio de abastecimiento de agua esté concesionado a una empresa «no afecta a la imputabilidad» del Ayuntamiento. Como tampoco puede «desentenderse» de sus obligaciones derivadas de sus competencias el no ser propietario de la arqueta, expone el Consejo en su texto. En este caso, según el documento, no se puede negar esta imputabilidad ya que el accidente tiene lugar en el acerado de una vía pública, siendo la arqueta «un elemento concreto embutido» en este. Y su tapa, por tanto, «parte de la misma vía pública», por lo que el Ayuntamiento «está obligado a garantizar las condiciones para el uso normal y seguridad de las vías destinadas al uso público», exponen. Todo según las competencias que ostenta en base a la normativa en vigor.

Fotos

Vídeos