Condenados a casi cuatro años los miembros del clan que atracó a una dependienta en La Térmica

Le ocasionaron lesiones después de que la empresaria tratara de dar alcance a los ladrones para recuperar las prendas sustraídas

EUROPA PRESSALMERÍA

El Juzgado de lo Penal número 5 de Almería ha condenado a penas de tres años y diez meses de prisión a los tres miembros de un grupo familiar que robó y agredió a la dependienta de un conocido establecimiento de moda ubicado en la avenida de Cabo de Gata, en la zona de La Térmica, a la que ocasionaron lesiones después de que la empresaria tratara de dar alcance a los ladrones para recuperar las prendas sustraídas.

La sentencia, consultada por Europa Press, condena al matrimonio J.M.G. y S.A.G., así como la mayor de sus hijas involucradas en los hechos, D.M.A., a tres años y dos meses de cárcel por el robo con violencia y a ocho meses más por las lesiones, al tiempo que les impone una orden de alejamiento de la víctima de 500 metros por un periodo de cinco años y el pago de 2.185,8 euros en concepto de indemnización por las lesiones y los objetos no recuperados.

La juez da por probado que la mujer y su hija, junto con otros dos menores de edad, acudieron al establecimiento el pasado 18 de septiembre "con la intención de incrementar de forma ilícita su patrimonio" mientras que el padre de familia permanecía en el exterior en el coche.

Así, las acusadas se hicieron con una docena de chalecos, tres vestidos y una chaqueta y salieron de la tienda "sin haberlos pagado", por lo que la propietaria del local les llamó la atención y se dirigió hacia ellas mientras estas iban hacia el vehículo. Una vez allí, la dueña de la tienda les volvió a llamar la atención "comenzando todos los acusados a golpearla con el fin de asegurar el lucro obtenido" antes de darse "a la fuga".

La juez Marcelina Beltrán destaca la "credibilidad" de la víctima en relación a su declaración "rica en detalles" y "precisa" sobre lo sucedido, y que además queda apoyada por la versión ofrecida por una testigo y un agente de Policía Nacional fuera de servicio que "se encontraba circunstancialmente en las inmediaciones" así como de las pruebas que ofrecen los vídeos de las cámaras de seguridad.

En concreto, el agente explicó que cuando volvía de la playa vio a dos mujeres acompañadas de una niña que "forcejeaban con una mujer asiática" y a un hombre que "se bajó de un vehículo" y "le dio un puñetazo con fuerza en el costado" a la víctima, quien cayó al suelo mientras los acusados subían al coche para escapar.

Asimismo, la magistrada apunta las imágenes de la grabación en el comercio, en las que "puede apreciarse cómo las dos acusadas entran al establecimiento junto con una joven y una niña", "van cogiendo prendas y se van al fondo del establecimiento en varias ocasiones" para finalmente "salir todos del establecimiento por la puerta", de modo que al inicio la mochila que portaba D.M.A. "se percibe vacía y sin peso" mientras que a la salida "se encuentra absolutamente inflada y con volumen", lo que es un "indicio objetivo de que iba llena con los objetos sustraídos".

El fallo, sobre el que cabe recurso ante la Audiencia Provincial, rechaza por "inconsistente" la versión de los acusados ya que, mientras que el hombre se limitó a decir que él no estuvo allí, las acusadas aseguraron que ellas "no se llevaron nada" y que fue la perjudicada "la que agredió en primer lugar".

La víctima, además del robo, sufrió una fractura costal y policontusiones, con hematomas en la cara, brazo y muslos así como en otras partes del cuerpo, por lo que se le inhabilitó para sus tareas habituales durante un mes, por lo que inicialmente el Ministerio Público pedía en total cinco años de prisión para cada uno de los acusados.

Fotos

Vídeos