Comienza a correr el periodo de penalización a OHL por no haber acabado ya las obras de Plaza Vieja

Una máquina se abre camino entre los muros de ladrillo que sostenían los arcos del viejo Consistorio./Sergio González Hueso
Una máquina se abre camino entre los muros de ladrillo que sostenían los arcos del viejo Consistorio. / Sergio González Hueso

La mercantil se enfrenta a una multa global de 46.557 euros si es que no finaliza su ejecución antes de la prórroga de tres meses que solicitó

Sergio González Hueso
SERGIO GONZÁLEZ HUESOALMERÍA

Las obras de adecuación interior del edificio que albergaba el viejo Ayuntamiento continúan su curso. En el día de ayer una máquina excavadora derribaba los muros que se habían levantado para reforzar y sostener los arcos del inmueble mientras se llevaban a cabo otros trabajos estructurales. Lo hacía precisamente el día de inicio del periodo de penalización abierto por el Consistorio almeriense, a través del área de Fomento, por considerar que la empresa que ejecuta la actuación, Obrascon Huarte Laín (OHL), debería haber finalizado ya su trabajo.

El pasado lunes terminó el mes de prórroga que se le había concedido a la mercantil para terminar sin que por ello tuviera responsabilidad alguna. A partir de ahí, por cada día que tarde se le sancionará con 763,23 euros. Se decidió así después de que OHL, una semana antes de que terminase el plazo de ejecución de la obra, en el mes de abril, solicitara formalmente un aplazamiento para dar por concluido su trabajo. En el último tramo de la intervención se había vuelto a dar de bruces con hasta cinco nuevas complicaciones, lo que le había motivado a instar al Ayuntamiento a que le diera más tiempo.

Tras un análisis de la solicitud por parte de los técnicos contratados por Fomento, el área encabezada por Labella determinó otorgarle la prórroga aunque con penalización a partir del primer mes. Pese a que entendieron que había vuelto haber eventualidades inesperadas que efectivamente eran merecedoras de nuevos retrasos, sí que consideraron que estos no podían ser superiores a los 30 días. Es por esto que fijaron la fecha del 14 de mayo como el límite a partir del cual debía ser penalizada la empresa si no había entregado las obras. En el día de ayer, operarios seguían trabajando a buen ritmo, por lo que de momento el contador ha empezado a correr. OHL se enfrenta hoy a una multa global de 46.557 euros, si es que necesita todos los días de prórroga que había solicitado al Ayuntamiento. Cuando finalice la obra, OHL lo habrá hecho después de haber requerido hasta tres ampliaciones del plazo de ejecución inicial.

Fotos

Vídeos