Coag solicita deducciones fiscales para los productores que usan agua desalada

Representantes de Coag Almería se reunieron con el subdelegado del Gobierno. :: IDEAL/
Representantes de Coag Almería se reunieron con el subdelegado del Gobierno. :: IDEAL

En la organización agraria esperan que el Gobierno central atienda esta medida excepcional y, así, apoye a los agricultores que asumen más gasto

JOSÉ ESTEBAN RUIZALMERÍA

La Coordinadora de Agricultores y Ganaderos de Almería solicitó formalmente al subdelegado del Gobierno, Andrés García Lorca, que traslade a la Administración central la petición de apoyo para los productores que tienen que utilizar agua desalada, ya que estos profesionales, con ello, están haciendo una mayor inversión en recursos hídricos para su producción.

En la reunión con el subdelegado, en la que participaron varios representantes de Coag, entre ellos su secretario provincial, Andrés Góngora, esta organización expuso la «difícil situación -que se suma a las ya existentes- en la que se encuentran los agricultores almerienses que desde hace unos meses, debido a la agudizada sequía que vive no sólo nuestra provincia sino toda España de forma generalizada». Esta situación, manifestaron desde Coag Almería, «está llevando a los productores a tener que regar sus cultivos con agua desalada y otros recursos con el incremento de coste que esto supone al no contar con un precio justo para los agricultores tal y como desde hace meses se solicita desde esta organización».

Así, Coag registró y entregó un escrito en dicho encuentro, con el principal objetivo de que que se ponga en conocimiento de los Ministerios de Agricultura y Hacienda ante la necesidad de que los agricultores puedan deducirse en la siguiente declaración de la renta este gasto de forma excepcional hasta que la normalidad se restablezca.

Andrés Góngora explicó que «los agricultores están viendo aumentado su gasto en agua para riego de una forma desorbitada. Ahora, fácilmente, un productor con una actividad media va a gastar en torno a 6.000 euros en agua desalada y otros recursos para regar los cultivos agrícolas; unos recursos que no olvidemos es un derecho histórico que tenemos adquirido los agricultores por lo que solicitamos a las administraciones competentes que tengan en cuenta esta situación a la hora de publicar los módulos de reducción para el sector agrario almeriense».

Miles de afectados

Según las estimaciones de la organización agraria almeriense, actualmente hay en torno a 12.000 agricultores afectados de forma directa e indirecta por los problemas de falta de agua para riego, teniendo que hacer uso de agua desalada y otras fuentes alternativas, lo cual supone que «los productores estamos contribuyendo a la recuperación, mantenimiento y sostenimiento del acuífero asumiendo el 100% del coste. Es por esto, que solicitamos a Hacienda que tenga este hecho excepcional en cuenta para calcular el módulo de estimación para la fiscalidad del sector agrario en nuestra provincia», valoró Andrés Góngora.

En esta línea, recordaron que el precio medio del agua en España establecido por la Administración es de 3 céntimos por metro cúbico, mientras que las alternativas de riego que están teniendo que utilizar los productores para recuperar el acuífero son mucho más caras y están entre los 50 céntimos y más de 1 euro por hectómetro cúbico.

Por todo lo expuesto, manifestó el secretario provincial de Coag Almería, «desde esta organización agraria solicitamos la posibilidad de deducción excepcional del agua procedente de recursos no convencionales, concretamente de aguas procedentes de fuentes desalación, en el Impuesto de Renta de Personas Físicas para aquellos agricultores que se encuentren en Estimación Objetiva como medida excepcional en el año 2018».

Fotos

Vídeos