Cientos de personas marchan contra la violencia machista

Manifestantes posan con carteles que piden el fin de la violencia de género durante la marcha celebrada ayer en la capital. /IDEAL
Manifestantes posan con carteles que piden el fin de la violencia de género durante la marcha celebrada ayer en la capital. / IDEAL

Una manifestación por las calles de la capital pide que se considere víctimas también a las mujeres explotadas sexualmente

Fran Gavilán
FRAN GAVILÁNALMERÍA

Cientos de personas salieron ayer a las calles de la capital para mostrar su rechazo a la violencia contra las mujeres y reivindicar que el sistema judicial garantice la protección de las mujeres y reconozca los hechos y a las víctimas.

La manifestación, convocada por la plataforma Acción Feminista de Almería, arrancó pasadas las 19 horas desde Puerta de Purchena y recorrió el Paseo de Almería hasta llegar a la Plaza de las Velas. Con cánticos como 'Ni una más', 'Ni una menos' o 'No es no, lo otro es violación', la marcha reivindicativa sirvió para exigir la «ampliación del concepto de violencia machista» y que las mujeres que sufren la explotación sexual «también se consideren víctimas».

Así lo indicó a este periódico la portavoz de la plataforma Acción Feminista de Almería, Pepa López, quien puso de manifiesto la necesidad de «educar en igualdad» desde edades tempranas para evitar el sexismo y machismo. «Es necesario trabajar desde los colegios y también dentro de las familias para acabar con esta lacra», indicó.

Desde la manifestación, que acabó en la Plaza de las Velas con la lectura de un manifiesto, recordaron que la violencia machista se produce tanto en la forma de la violencia verbal como psicológica, económica, de maltrato abusivo, laboral y sexual hacia la mujer.

«La violencia machista hace imposible la convivencia democrática, impide el derecho a la igualdad y constituye un crimen intolerable contra los derechos humanos de las mujeres», denunciaron.

Lacra

Cabe recordar que Almería ha tenido que lamentar a lo largo de este año el asesinato de tres mujeres a manos de sus parejas o exparejas. Asimismo, dos mujeres han sido gravemente heridas por sus agresores y más de 1.600 viven actualmente en la provincia con protección policial, de las que una treintena son menos de edad.

Una de las últimas víctimas, la mujer de 43 años y de nacionalidad colombiana que el pasado fin de semana fue apuñalada en el costado supuestamente por su pareja, quien posteriormente se suicidó en los calabozos de la Policía Local de Roquetas de Mar, recibió el pasado jueves el alta médica tras permanecer ingresada en el Hospital de Torrecárdenas de la capital casi una semana.

Fotos

Vídeos