Cerca de 400 almerienses están en tratamiento por su adicción al alcohol

Cerca de 400 almerienses están en tratamiento por su adicción al alcohol

Del total de personas atendidas en lo que va de año por consumo abusivo de alcohol, continua habiendo un alto porcentaje de varones, que suponen el 81% de los casos, frente al 19% de mujeres

R. I.

Cerca de 400 personas han iniciado en lo que va de año un tratamiento para combatir su adicción al alcohol en Almería. Esta sustancia es la que más atenciones genera en la red de centros coordinada por la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales en la provincia para el tratamiento de adicciones. Con motivo de la celebración del Día Mundial Sin Alcohol (15 de noviembre), la Junta de Andalucía recuerda la necesidad de apostar por la prevención y el apoyo a las personas afectadas por el alcoholismo y a sus familias.

El delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, José María Martín, ha informado hoy sobre el trabajo desarrollado en la provincia de Almería para combatir la adicción al alcohol, junto al presidente de la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Almería (ARA), José Salvador González. Ambos han incidido en la necesidad de aprovechar la conmemoración del Día Mundial Sin Alcohol para apoyar a los afectados y concienciar a toda la sociedad almeriense del enorme impacto que esta adicción genera en la vida de quien la sufre y en todo su entorno.

José María Martín ha explicado que “el alcoholismo es una enfermedad crónica, de carácter progresivo, que se caracteriza por una dependencia emocional y orgánica de esta sustancia y que acarrea un gran número de problemas de salud, sociales, laborales, etc, que repercuten no sólo en la persona afectada, sino también en su entorno familiar y social”. Se trata de un trastorno de gran complejidad, en el que influyen factores psicológicos, sociales, ambientales o genéticos.

Martín ha detallado que “entre el 1 de enero y comienzos del mes de noviembre, han sido un total de 390 personas, las que han ingresado en alguno de los centros gestionados por entidades públicas y privadas sin ánimo de lucro en Almería, para llevar a cabo un tratamiento por su adicción al alcohol”. El delegado ha señalado que “esta cifra es un 12% menor con respecto al mismo periodo del año anterior, donde se registraron 448 ingresos a tratamiento y un 22,9% inferior con respecto a la cifra total de personas tratadas en todo 2016, que fue de 506”.

Perfil de las personas en tratamiento

Del total de personas atendidas en lo que va de año por consumo abusivo de alcohol, continua habiendo un alto porcentaje de varones, que suponen el 81% de los casos, frente al 19% de mujeres. Igualmente, se mantiene la prevalencia de la adicción a esta sustancia con respecto a otras. Así, la atención por problemas de alcoholemia supone el 32,64% del total de personas atendidas por abuso de cualquier tipo de sustancia en Almería, es decir, prácticamente un tercio de las personas con problemas de adicciones tratadas en nuestra provincia lo son por el abuso del alcohol como sustancia principal, una tendencia que se mantiene invariable desde el año 2005.

El análisis de los datos recogidos en el Sistema de Información del Plan Andaluz de Drogas y Adicciones de Andalucía, muestran que el alcohol es la sustancia que genera un mayor tiempo de tratamiento por cada persona atendida en la provincia, por encima de cualquier otra y que cuando la persona es atendida por el consumo de varias sustancias (policonsumo) el alcohol es también la sustancia más prevalente.

Con respecto al perfil de quienes están en tratamiento, la media de edad se sitúa en los 44,28 años en los hombres y en los 45,16 años para las mujeres. Hay que señalar que este año se ha registrado la admisión a tratamiento de dos personas situadas en la franja de edad de 14 a 18 años por esta sustancia.

En cuanto a la edad media de inicio en el consumo de alcohol, ésta se sitúa en los 16,4 años para los hombres y en los 16,13 para las mujeres. Mientras, la edad de inicio del consumo abusivo está en los 28,3 años para los varones y en los 31,7 para las mujeres. En ambos sexos, el periodo medio desde que la persona inicia un consumo excesivo hasta que pide ayuda y comienza un tratamiento está en poco más de 16 años.

Para el tratamiento de la adicción al alcohol y otras sustancias, existe en la provincia de Almería una red de centros de tratamiento ambulatorio en la que se integran los gestionados por las asociaciones ARA, Cruz Roja y Proyecto Hombre en la capital y Pro Salud en El Ejido; el Centro Provincial de Drogodependencias y los centros de tratamiento de los municipios de El Ejido, Vera, Roquetas de Mar, Vélez-Rubio, Macael y Berja. A ellos se une el Equipo de Apoyo de Intervención en Prisiones, que atiende a los internos del Centro Penitenciario de El Acebuche.

De estos centros, los gestionado por ARA y Prosalud en Almería y El Ejido, están especializados en la atención al alcoholismo. En conjunto, la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales ha destinado este año para los programas de tratamiento de estos dos centros un total de 57.881 euros. Ambas entidades han recibido además 26.130 euros para el mantenimiento de sus asociaciones y el desarrollo de programas de prevención.

III Plan Andaluz sobre Drogas y Adicciones

El III Plan Andaluz sobre Drogas y Adicciones, aprobado en 2016 contempla tres grandes áreas de actuación: la prevención, la atención sociosanitaria, la integración social de las personas afectadas y la gestión del conocimiento sobre adicciones. En el ámbito de la prevención, el Plan presta especial atención a la población joven, para evitar tanto el inicio, como el abuso temprano de cualquier sustancia y especialmente del alcohol, que es la sustancia que más lleva a las personas a un tratamiento de desintoxicación y rehabilitación.

José María Martín, señala que “el nuevo plan refuerza la prevención selectiva para grupos en situación de riesgo a través de las familias, los talleres de formación y las comunidades terapéuticas, así como la denominada ‘prevención indicada’ para las personas ya iniciadas en el consumo pero que aún no tienen dependencia”.

Tanto en la financiación -cerca de 37 millones de euros anuales- como en el desarrollo del plan participan las consejerías de Igualdad y Políticas Sociales, Salud, Educación y Justicia e Interior. En la elaboración del texto han participado más de 400 profesionales, instituciones, agentes sociales, movimientos asociativos y ayuntamientos de municipios de más de 20.000 habitantes.

El plan se adapta a los actuales perfiles de personas consumidoras y establece la creación del Catálogo de Servicios de la Red para la Atención a las Drogodependencias y Adicciones, que garantiza un modelo de atención universal y gratuito e incorpora el tratamiento de nuevos problemas vinculados con las tecnologías y el juego patológico. La perspectiva de género también se integrará en todas las iniciativas previstas.

Importancia de la prevención

La difusión de información y la puesta en marcha de programas de prevención son vitales para evitar el inicio temprano en el consumo y la caída en el abuso del alcohol. La Consejería de Igualdad y Políticas Sociales diseña y planifica distintas actuaciones preventivas, en colaboración con otras Consejerías de la Junta de Andalucía, así como con las corporaciones locales, mancomunidades, Diputaciones y los movimientos y agentes sociales.

Los programas de prevención se desarrollan tanto en el ámbito familiar, como en el educativo y en el comunitario. Entre ellos se incluye ‘Ciudades ante las Drogas’, en el que participan una treintena de municipios de Almería. A través de este programa se desarrollan acciones de prevención dirigidas a la población infantil y adolescente, talleres orientados a familias con menores que se encuentran en riesgo de exclusión social, estrategias para luchar contra la conducción de vehículos bajo la influencia del alcohol y otras sustancias y acciones de sensibilización, formación y asesoramiento para el profesorado de educación Primaria y Secundaria.

Fotos

Vídeos