La celebración del patrón llena de emociones el Colegio de Enfermería

Mari Carmen del Pozo recibe el aplauso de los asistentes tras ser nombrada presidenta emérita.
/IDEAL
Mari Carmen del Pozo recibe el aplauso de los asistentes tras ser nombrada presidenta emérita. / IDEAL

El acto sirvió para nombrar presidenta emérita a Mari Carmen del Pozo, tras una vida dedicada a su profesión

A. MALDONADO ALMERÍA

Emotividad, reivindicaciones, homenajes y reencuentros fueron protagonistas el viernes en la sede del Colegio Oficial de Enfermería. Los enfermeros de toda la provincia volvían a encontrarse para celebrar el día de su patrón, san Juan de Dios, con un bonito evento en el que una vez más se puso en valor el trabajo y la generosidad de estos profesionales sanitarios, encargados de cuidar de la salud de las personas y los más cercanos a los pacientes.

«Los enfermeros almerienses estamos cada vez más formados y seguimos trabajando por ser los mejores, por mantener esa excelencia profesional que nos beneficia a todos. Situar a la enfermería en el lugar que le corresponde es uno de los objetivos de este colegio y, desde luego, de esta presidenta», comenzó diciendo la presidenta del Colegio Oficial de Enfermería, María del Mar García, quien agradeció a todos los asistentes su compañía y recordó su intención de hacer de este órgano colegial «una institución aún cercana al ciudadano y a todos su colegiados».

El momento más señalado de este acto de celebración de san Juan de Dios llegó con el homenaje a Mari Carmen del Pozo, expresidenta de este órgano colegial al que ha dedicado sus últimos 25 años. Fue una noche especialmente emotiva, en la que recibió en masa el cariño de sus compañeros y de todas las autoridades, quienes destacaron de ella su dedicación, trabajo, vocación, energía arrolladora... que hace que deje una impronta imposible de olvidar. Por todo ello, el Colegio Oficial de Enfermería de Almería, «por unanimidad», la nombró presidenta emérita de esta institución. También recibió el reconocimiento del resto de colegios profesionales (Veterinarios, Dentistas, Médicos, Farmacéuticos y Psicólogos), quienes le hicieron entrega de una placa honorífica.

Visiblemente emocionada, la nueva presidenta emérita de Enfermería, tuvo unas palabras con todos los asistentes. «Me siento muy orgullosa de este título. Muchas gracias a la junta directiva y a cada uno de los miembros de este colegio al que me siento unidad desde el primer momento y del que no me voy a despegar nunca», señaló, poniéndose al servicio de la nueva junta para «lo que la puedan necesitar».

Además de como presidenta emérita del colegio almeriense, Mari Carmen del Pozo seguirá formando parte de la organización, pues es una de las ocho personas que compone la Comisión Ejecutiva Nacional.

Homenajes

Los discursos de las autoridades, todos ellos destacando las bondades de los enfermeros, dejaron paso a los diferentes reconocimientos. El Colegio Oficial de Enfermería quiso, un año más, seguir fomentando e incentivando la investigación. Así, tuvo lugar la entrega de los XXVI Premios Santiago Vergara, que una edición más contaron con la colaboración del Ayuntamiento de Almería, Cajamar y A.M.A. Seguros. El primer premio, dotado de 1.100 euros, fue para el trabajo de Rocío Pérez, Rosa Noelia Alonso, Encarnación Sáez y Cayetano Fernández, titulado 'Percepción de la muerte a través de la experiencia de los pacientes paliativos y sus familias en las unidades de atención primaria'; el segundo premio, de 1.000 euros, para Isabel María Estrella; el tercero, de 400 euros, para María Dolores Ruiz, María López, Evangelina Martínez, Antonia Fernández, Carmen Olea, María del Mar López, Isabel Fernández, Soledad Lucas y Francisco Ortiz'; y los dos cuartos premios, de 300 euros cada uno, para Cristina Gutiérrez y Patricia Alcaraz, Vanesa Haro y Nemesio Maldonado.

Uno de los momentos más emotivos fue con la entrega del reconocimiento 'Enfermero del año', que este año fue para Felipe Cañadas, profesional que desempeña su trabajo diario en el Complejo Hospitalario Torrecárdenas como subdirector de Enfermería y del que todos sus compañeros destacan su generosidad y humildad.

Tras ello llegaron los homenajes a los enfermeros que se jubilan este año -un total de 35-, así como a los 66 colegiados que este 2018 han cumplido 25 años desempeñando su labor. Todos ellos subieron al escenario entre aplausos.

Fotos

Vídeos