Cazan en Almería a un hombre que robó un camión en Lituania y ató a su víctima a un árbol

Cazan en Almería a un hombre que robó un camión en Lituania y ató a su víctima a un árbol

La Policía Nacional ha detenido a otro fugitivo condenado a dos años por robar un teléfono móvil

M. C. Callejón
M. C. CALLEJÓNALMERÍA

Agentes de la Policía Nacional deAlmería han detenido en los últimos días a dos fugitivos sobre los que pesaban sendas órdenes internacionales de detención por ser los autores de dos delitos de robo en sus respectivos países de origen para los que habían utilizado la fuerza o la intimidación y se apoderaron de bienes para lucro propio, tras lo cual huyeron a España para eludir la acción de la Justicia.

En tal sólo 72 horas, la Policía Nacional ha llevado a cabo la localización y detención de M. K., de 39 años y origen lituano, quien se refugiaba en la localidad de San Isidro -Níjar-. Desde el 4 de junio, la Panevezys Regional Court de Lituania le había condenado a una pena de 6 años de prisión acusado de haber cometido en el año 2001 en Kazlu Ruda -Lituania- un robo de un camión con los objetos contenidos en su remolque, todo ello, valorado en más de 200.000 euros.

En compañía de otra persona no identificada aún y simulando ser policías amenazaron con una pistola al conductor del vehículo, a quien, una vez arrebatado el camión y sin posibilidad alguna de resistencia, ataron a un árbol.

Desde entonces, la Policía Nacional había trabajado con varias líneas de investigación, entre las que estaba la posibilidad de que el fugitivo estuviera residiendo en el Levante almeriense, por lo que estableció un dispositivo de vigilancia que ha culminado con la detención del fugado el pasado 7 de junio.

Segunda detención en Almería

Días más tarde, y ya en la capital almeriense, agentes de la Policía Nacional detuvieron a V. V. G de 27 años de edad y origen rumano, al tener en vigor otra Orden Europea de Detención y Entrega a la autoridades rumanas por quedar demostrado que, el 21 de septiembre de 2016, el fugado entró por la fuerza en una vivienda de Braila -Rumanía- y se apoderó de un teléfono móvil de alta gama por lo que fue condenado a cumplir dos años de prisión.

Ambos detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Almería que, a su vez, ha determinado su traslado hasta el Juzgado Central de Instrucción número cuatro de la Audiencia Nacional.

Fotos

Vídeos