Castellón plantea un convenio para que la UAL gestione la futura biblioteca municipal

La pretensión del Ayuntamiento de Almería pasa por que la gestión de la futura biblioteca municipal central

M. C.ALMERÍA

El plan aún está en pañales, en los despachos de la Delegación municipal de Cultura, Educación y Tradiciones. Pero la pretensión del Ayuntamiento de Almería pasa por que la gestión de la futura biblioteca municipal central -todavía sin nombre- sea gestionada de forma ajena al Consistorio. ¿Cómo? Aún no se sabe. Lo que sí que se descarta por el momento es sacarla a concurso público -lo que privatizaría su gestión-.

Miguel Ángel Castellón, delegado municipal de Vivienda y Desarrollo Urbano (Urbanismo), avanzó ayer que los trabajos constructivos, que ejecuta la Gerencia Municipal de Urbanismo, van a buen ritmo y podrían estar completamente acabados en plazo, antes de que acabe el año. Pero tras ello vendrá la dotación del servicio, una «gran partida» económica, avanzó ayer, que estará incluida en el proyecto de cuentas públicas municipales del año 2018 -ya en vías de redacción-.

El concejal popular no explicitó cuál será el modelo de gestión final. De hecho aún está en estudio. «No sabemos si será por un convenio o cómo», reflexionó Castellón. Pero sí que quieren que haya alguien ajeno al Consistorio que tenga una participación activa en la futura biblioteca: la Universidad de Almería. Según Castellón, la gestión de la Biblioteca Nicolás Salmerón -la del Campus de La Cañada- le avala. Y la pretensión es que el modelo final sea parecido al que existe en dicha infraestructura universitaria.

No existen en el entorno sistemas de gestión similares. Ciudades como Málaga, Cartagena, Murcia o Jerez de la Frontera, que en todos los casos disponen de alrededor de una decena de bibliotecas públicas, gestionan estos centros de cultura de forma directa, con personal municipal y sin intervención de otras entidades o administraciones. De hecho, el Ayuntamiento de Almería ya gestiona cuatro bibliotecas municipales (en La Chanca, Los Ángeles, El Alquián y Cabo de Gata), atendidas de forma directa por personal del propio Consistorio.

Ahora bien, Castellón anunció que será en 2018 cuando el equipo de gobierno, con una «gran partida», dotará de mobiliario al edificio y, a su vez, contratará la adquisición bibliográfica para el centro. Para ello el Consistorio podría contar con ayudas extraordinarias por parte de otras administraciones. Sin ir más lejos, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía dispone de líneas de subvenciones para las entidades locales para dotar de material bibliográfico las bibliotecas públicas de titularidad municipal.

Fotos

Vídeos