La bronquiolitis manda cada año a más de un centenar de bebés a Urgencias en Almería

Acceso al área de Pediatría del Complejo Hospitalario de Torrecárdenas. /Fran Gavilán
Acceso al área de Pediatría del Complejo Hospitalario de Torrecárdenas. / Fran Gavilán

La dolencia, provocada por un virus y que afecta a los lactantes y menores de dos años, se da durante el invierno y remite en primavera

Fran Gavilán
FRAN GAVILÁNALMERÍA

La bajada de las temperaturas traen cada año los virus respiratorios, que afectan especialmente a los más pequeños de la casa. Entre diciembre y enero uno de los más comunes es el llamado virus respiratorio sincitial (VRS), más conocido como el 'virus de los bebés', que es el principal causante de los casos de bronquiolitis en los niños menores de dos años, el motivo más frecuente de ingreso hospitalario en la infancia.

A pesar de ser una dolencia muy común por estas fechas, se trata de una de las situaciones que más agobian a los padres. Los ataques de bronquiolitis ponen en guardia a cualquier progenitor, máxime si es primerizo y carece de experiencia.

«Más de la mitad de los recién nacidos cogen esta infección durante el primer año de vida y tres de cada cien terminan siendo ingresados. Así lo indica a este periódico Antonio Bonillo, jefe de servicio de la Unidad de Pediatría del hospital almeriense, quien añade que tan sólo en Torrecárdenas más de un centenar de niños ingresaron el pasado año en el complejo hospitalario almeriense a causa de este virus.

Los síntomas se repiten en cualquier niño aquejado: respira con dificultad, se le hunden las costillas, le silba el pecho con cada inspiración, incluso la fiebre sube y parece que no hay manera de que remita. La enfermedad, que hace sólo unas décadas ningún niño parecía sufrir, se ha convertido en la principal causa de hospitalización infantil y también en uno de los principales retos de la investigación en vacunas.

El jefe de Pediatría de Torrecárdenas aclara que en la mayoría de casos esta dolencia, muy común en los bebés, está provocada por el virus sincitial respiratorio y «se presenta de forma estacional, principalmente entre diciembre y enero, estando bastante relacionado con el frío», atiende el doctor Antonio Bonillo tras señalar que el brote epidémico de este año apunta a que la pasada semana se podría haber llegado al pico de máxima incidencia, aunque todavía no se descartan nuevos casos de manera maxificada ante las bajas temperaturas ya que el frío favorece la estabilidad de este tipo de virus, que además puede sobrevivir hasta siete horas en las superficies.

Síntomas y diagnóstico

Esta enfermedad comienza como un catarro, desarrollándose en pocas horas tos y pudiendo llegar a tener dificultad respiratoria. Según añade el pediatra Antonio Bonillo, los casos más leves se curan «en unos seis o siete días», mientras que los más graves pueden extenderse hasta «dos semanas».

Algunos de estos niños precisan su ingreso hospitalario si existen complicaciones, aunque el pediatra, que especifica que el índice de mortalidad por este virus es muy escaso, señala que «solo se produce en menos de un 10% de los pacientes, dependiendo de la edad, la situación pulmonar o patologías previas, entre otras». Así, Bonillo destaca que las causas de ingresos suelen estar provocadas por ser menores con otra patología asociada, una enfermedad cardiopulmonar subyacente, inmunodeficiencia, dificultad respiratoria o insuficiente oxigenación.

El pediatra de Torrecárdenas apunta que en la actualidad no existe un tratamiento eficaz contra esta enfermedad más allá del preventivo. Es decir, incide en la importancia de evitar el contagio, ya que esta enfermedad se trasmite por las vías respiratorias. Se deben extremar las precauciones en las guarderías con el lavado frecuente de manos y la ventilación del edificio, además de controlar la humedad ambiental. También es importante mantener la nariz del niño limpia, colocarlo semiincorporado y que beba suficiente líquido. «Y acudir al médico si se observa que el niño tiene dificultad para respirar», incide el especialista de Torrecárdenas, quien aconseja a los padres que establezcan una seria de medidas para evitar el contagio.

Información relacionada

Fotos

Vídeos