El Ayuntamiento borra la encuesta de la biblioteca y dice que todo era una prueba

Recreación virtual de la futura biblioteca municipal de Almería. /IDEAL
Recreación virtual de la futura biblioteca municipal de Almería. / IDEAL

La concejala delegada admitió el error de haber creado confusión con la activación de Almería Participa entre críticas de la oposición por la «imprevisión» y «chapuza»

Sergio González Hueso
SERGIO GONZÁLEZ HUESOALMERÍA

Había pregunta, respuestas y hasta resultados. Era la encuesta para elegir el nombre de la nueva biblioteca de la calle Santos Zárate y estaba completamente activa -al menos para terminales con sistema operativo android- en la aplicación móvil Almería Participa. En la herramienta que el Ayuntamiento había estado desarrollando en los últimos meses para vehicular todos los futuros procesos participativos que se pongan en marcha.

Así lo reflejó en sus páginas este periódico en el día de ayer antes siquiera de que el equipo de gobierno lo presentara en sociedad, dando además a conocer los seis nombres que se habían seleccionado como candidatos para bautizar el centro cultural -Guillermo Langle, José Ángel Tapia, Carmen de Burgos 'La Colombine', Juan Goytisolo, Central Ciudad de Almería y Celia Viñas-.

Poco después de la apertura de los quioscos y de que la Administración se viera sorprendida por la información de IDEAL y por una oleada de votaciones en la 'app', se procedió a borrar todo rastro de contenido de una consulta que a lo largo del día se llegó a calificar como «simulación real». Al menos así lo dijo la concejala de Informática, María Vázquez, en la Cadena Ser. Según dio a entender, nada había valido. La aplicación estaba en fase de prueba y las consultas que estaban activas correspondían simplemente a los ensayos que se estaban llevando a cabo en los últimos días cumpliendo los requisitos expresos por el sistema operativo de los móviles android.

Todo se hacía sin problemas hasta que la información de la que se disponía en la aplicación trascendió «antes de tiempo», reconoció la edil, que le quitó hierro al asunto tras confirmar que de todas formas la presentación se iba a celebrar en los próximos días. Consciente de la cantidad de gente que había votado con normalidad por su opción favorita mientras la aplicación estaba activa, Vázquez entonó el 'mea culpa' en nombre del Ayuntamiento. Puntualizó que habían cometido un «error» al no poner en la aplicación que estaba en pruebas. «Es la primera herramienta de este tipo que se saca y de todo se aprende», añadió.

Votación sin validez

Evidentemente la consecuencia de eliminar la encuesta de la aplicación ha invalidado de facto las votaciones que se habían ido emitiendo en las últimas horas, que eran «muchas», según una concejala que se mostró «ilusionada» por la rápida acogida. «Ha sido increíble cómo ha respondido la gente en tan sólo 24 horas», dijo. Tanto ella como después el gabinete de prensa municipal quisieron dejar claro a lo largo del día de ayer que todos estos sufragios«no van a tenerse en cuenta como votaciones en firme, ya que los contenidos de las encuestas no tienen por qué ser exactos», se podía leer en el comunicado municipal remitido a los medios.

La concejala insistió en este punto informando de que la propia empresa que desarrolla la aplicación -Humantide- revisará el contenido de las consultas para avisar vía email a todos los almerienses que habían votado que todo había sido una simulación, que su voto no tendría validez y que por lo tanto no será tenido en cuenta de cara a los resultados.

Críticas de la oposición

Toda esta confusión aparejada a la puesta en marcha de Almería Participa, una aplicación cuyo funcionamiento llega además con meses de retraso, ha provocado las críticas de toda la oposición. Los primeros en manifestarse fueron los socialistas, que denunciaron que la votación del nombre de la biblioteca comenzara «antes de que se anunciara y con una 'app' solo compatible para ciertos móviles». Así lo manifestaron en una nota de prensa en la que lamentaron que esta importante herramienta llegue «tarde y mal». Además de evidenciar los problemas aparejados a una puesta en marcha a medias, la concejala Mari Carmen Núñez definió como «el colmo del despropósito» el hecho de que después de ponerla en marcha a «hurtadillas», el Ayuntamiento «al verse pillados con el carrito del helado por un medio de comunicación, reculan y borran las encuestas». En definitiva, «nos encontramos ante una nueva chapuza del PP en el Ayuntamiento», concluyó.

Por su parte, desde Ciudadanos afearon al equipo de gobierno que no gestionase «con seguridad». Respecto a la 'app', el portavoz Miguel Cazorla no entiende cómo el Ayuntamiento la ha puesto en marcha en modo 'prueba' y no completamente para no crear «confusión». Lo único que crea eso es «incertidumbre y mala sensación», añadió.

Para finalizar trasladó su convencimiento de que la persona culpable «debería pedir perdón», para a continuación señalar al alcalde como «único responsable» de que se haya «complicado» un tema tan sencillo. «Todo lo ocurrido es fruto de la inmadurez», finalizó.

«¡A repetir la votación para el nombre de la Biblioteca Municipal! Y todo gracias a la chapuza del gobierno municipal del PP que ha tenido que retirar la 'app' argumentando que estaba en pruebas. Nadie se lo cree. El PP nunca asume responsabilidades». Finalmente, con estas palabras se refirió ayer al asunto el portavoz de IU, Rafael Esteban.

Fotos

Vídeos