Unos 600 almerienses juran bandera en el acto de recuerdo del combate de Edchera

Jura de bandera, ayer./CANELO/BRILEG
Jura de bandera, ayer. / CANELO/BRILEG

El secretario de Estado de Defensa estuvo presidiendo los actos de ayer en la Base 'Álvarez de Sotomayor' de la Legión en Viator

JOAQUÍN TAPIAVIATOR

La Jura de Bandera constituye acto relevante del Sábado Legionario celebrado ayer en la Base 'Álvarez de Sotomayor', en la localidad almeriense de Viator, sede de la Brigada de La Legión, con ocasión de cumplirse el 60 Aniversario del combate de Edchera. Conmemoración, que tradicionalmente se hace extensiva a las hermandades de Antiguos Caballeros Legionarios o Día del Veterano. Con su juramento o promesa más de 600 ciudadanos manifestaron el compromiso de guardar la Constitución con lealtad al Rey y defender a España, entregando para ello su vida si fuera necesario.

Con anterioridad a la formación de Sábado Legionario, el público tuvo ocasión de conocer una serie de actividades, desde exposición estática de material a exhibición de la Escuadra de Gastadores, pasando por la visita al Museo y asistir a la celebración de la Eucaristía. Ahora bien, el acto central se produjo en una mañana soleada del invierno almeriense y con gran afluencia de público que ocupó por completo el aforo de asientos del patio de Armas de la Base. En definitiva una emotiva jornada para el recuerdo, la convivencia, reconocimiento y amor a España.

Tras revistar la Fuerza que rendía honores, el secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde, pasó a ocupar lugar preferente en la tribuna presidencial, acompañado del Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME) Francisco Javier Varela, el teniente general 2º Miguel Martín, el teniente general Juan Gómez de Salazar y el general jefe de la Brigada de La Legión, Juan Jesús Martín, entre otras representaciones militares. Por las autoridades civiles se encontraban el subdelegado del Gobierno, Andrés García Lorca; los senadores Luis Rogelio Rodríguez-Comendador y Eugenio Gonzálvez y el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, entre otros.

Recibieron el nombramiento de Legionario de Honor Antonio Fernando de la Morena González (Hermano Mayor de la Congregación de Mena) y Alejandro Nantón Díaz (Integrante de la Delegación de Canarias Fundación Tercio de Extranjeros). Además, se entregaron distintas condecoraciones, entre ellas, la Placa de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, que recibió el brigada Juan José Hormigo.

Pero el momento más emotivo de la mañana llegaba con el acto de juramento.

-¡Españoles! ¿Juráis por Dios o prometéis por vuestra conciencia y honor, guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, con lealtad al Rey, y si preciso fuera, entregar vuestra vida en defensa de España?

La fórmula del juramento o promesa fue lanzada al aire por el general Juan Jesús Martín Cabrero.

-¡Si, lo hacemos!- respondieron a coro los 600 jurandos ante el estremecedor silencio a su alrededor.

Seguidamente y tomado el juramento o promesa cada uno de los más de 600 jurandos (personal civil) depositaron su beso en la Bandera del Tercio 'Don Juan de Austria' 3º de La Legión, una parte y otra en la Bandera del Tercio 'Alejandro Farnesio' 4º de La Legión, como prueba de fidelidad, respeto y defensa hacia ella y lo que representa. En esta ocasión se utilizaron dos Enseñas Nacionales para dar mayor fluidez a los actos.

En su alocución y refiriéndose al combate de Edchera, el jefe de la Brigada de La Legión, el general Juan Jesús Martín Cabrero, dijo que ayer se recordaban unos «hechos que hicieron que se concedieran las dos últimas cruces laureadas de San Fernando al Brigada Caballero Legionario Francisco Fadrique Castromonte y al Caballero Legionario Juan Maderal Oleaga». En otro apartado del discurso se refirió a la XIX Bandera de Operaciones Especiales de La Legión, que lleva precisamente el nombre de Maderal Oleaga. «Mi general, La Legión se siente agradecida por haber hecho posible el regreso a casa de esta emblemática unidad legionaria».

Asimismo en sus palabras el general Martín Cabrero, consideró que con 505 legionarios actualmente desplegados en Mali, Irak, Líbano, Lituania y en la Antártica, «La Legión está preparada para ser empleada allí donde se le ordene».

Con el siempre solemne y expresivo Homenaje a los caídos, donde dos legionarios ofrendaron una corona de laurel ante el Cristo de la Buena Muerte, y un desfile de la Fuerza que rendía honores al mando del jefe accidental del Tercio 3º, el teniente coronel Antonio García Navarro, se cerró de manera brillante el 60 Aniversario de Edchera, participando unidades de la Brigada de la Legión de Almería, de Ronda, guiones de los tercios 'Gran Capitán', guión del tercio 'Duque de Alba', guiones de las I, IV, X y XIII Bandera, sección y guión de la Bandera de Operaciones Especiales 'Maderal Oleaga'.

Dos de Edchera

Entre los veteranos presentes en el solemne y emotivo acto de ayer se encontraban Abraham Saki Guillén y también Abraham García Corral, tratando de rememorar los tiempos pasados. El cabo legionario Saki, lo único que no olvida de aquella efemérides son los dos tiros que le pegaron en el combate de Edchera. Tiene 81 años y fue distinguido con la Cruz del Mérito Militar con distintivo Rojo. Por su parte García Corral, legionario, 80 años, considera que no es necesario entrar en más detalles. «Lo que no voy a olvidar nunca es cuando hirieron» a mi tocayo.

Fotos

Vídeos