Un almeriense que hizo de la gestión cultural su modo de vida

Un almeriense que hizo de la gestión cultural su modo de vida

El pulpileño fue director de la Casa Encendida y del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía después de estar vinculado a otras administraciones como la Diputación Provincial de Almería o la Junta de Andalucía

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELESAlmería

José Guirao Cabrera (Pulpí, 1959) ha conseguido hacer de su pasión su modo de vida. Y ahora, más aún, que deberá encargarse de hacer de este potente barco una enseña de los nuevos tiempos tras la recuperación del Ministerio de Cultura por parte del presidente Pedro Sánchez. Licenciado en Filología Hispánica, dicen de Guirao que es un brillante dirigente, siempre ligado al mundo cultural y que ha subido peldaño a peldaño a base de un esfuerzo constante.

En su trayectoria ha sido concejal del Ayuntamiento de Almería, diputado provincial responsable del Área de Cultura entre 1983 hasta 1987. Y desde entonces, ha vivido un camino sin vuelta atrás que le aupó a lo más alto de la cultura nacional. Un año después se traslada a Sevilla para hacerse cargo de la Dirección General de Bienes Culturales de la Junta de Andalucía. Y hasta octubre de 1993 desarrolla importantes proyectos, como el Plan General de Bienes Culturales de Andalucía, la Ley 1/91 del Patrimonio Histórico de Andalucía, el Proyecto del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo -el CAAC, en La Cartuja, en Sevilla- y la creación del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico.

De ahí saltó hasta Madrid, donde en el 15 de octubre de 1993 fue nombrado director general de Bellas Artes y Archivos del Ministerio de Cultura. Y desde septiembre de 1994 ocupa el cargo de director del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, de Madrid. De hecho, fue quien se encargó de la primera gran ampliación de este espacio de la vanguardia cultural, campo de especial querencia por parte del pulpileño.

Además, entre 2002 y 2014, después de su paso por el Reina Sofía (lo dejó en 2001) se encargó de dirigir La Casa Encendida, un contenedor cultural también especialmente dedicado a la cultura contemporánea.

Tras la conversión de Cajamadrid en Bankia y la absorción de La Casa Encendida por la Fundación Montemadrid, fue nombrado director general de la fundación, que promueve una mayor adhesión de la sociedad a la cultura mediante la apertura a la participación ciudadana. Además, es patrono de diversas fundaciones y profesor invitado por la Universidad Carlos III de Madrid.

Pese a que desde los 90 su actividad profesional -siempre vinculada al mundo de la cultura- le mantiene atado allende los límites almerienses, Guirao sigue siendo un visitante continuo de esta tierra, en la que sigue residiendo la mayor parte de su familia. Por ello no resulta raro cruzárselo por Pulpí. Además, no desdeña la oportunidad de volver. La última de ellas fue para participar en la conferencia de charlas TEDx Puerta de Purchena, organizado -entre otros- por La Oficina Producciones Culturales.

Fotos

Vídeos