En Almería se están quemando más de 16 contenedores de media cada mes

Dos bomberos tratan de apagar el fuego de un contenedor. /IDEAL
Dos bomberos tratan de apagar el fuego de un contenedor. / IDEAL

En lo que va de año ya han ardido por actos vandálicos más de la mitad que los que lo hicieron en 2017, por lo que el Ayuntamiento pide ayuda

SERGIO G. HUESOALMERÍA

El Ayuntamiento de Almería, a través del área de Servicios Municipales, ha dado a conocer una desoladora estadística. Con los dos quemados ayer en la calle Cruces, en lo que va de año han ardido ya un total de 85 contenedores de basura por actos vandálicos, lo que hace una media de más de 16 al mes. O lo que es lo mismo, uno cada dos días.

Lo peor de estas cifras es que superan con mucho los sucesos de este tipo contabilizados durante el año pasado. Según los datos facilitados por el Ayuntamiento, en 2017 fueron pasto de las llamas por este motivo un total de 140 contenedores. Cotejando ambos números se observa que en tan solo cinco meses, los vándalos ya han hecho caer más de la mitad del mobiliario que lo hecho durante todo el año pasado.

La voz de alerta la dio la semana pasada el concejal del ramo, Juanjo Alonso, en la primera rueda de prensa que convocó tras el último incidente de este tipo acaecido en la ciudad. El edil lamentó la quema de ocho nuevos contenedores en el primer fin de semana de junio a lo largo de varios puntos de la ciudad, que como recordó Alonso el episodio llegó a además a afectar a cuatro vehículos particulares y obligó, incluso, al desalojo de un bloque entero de viviendas.

Esto además de costoso para las arcas municipales, representa un peligro público, por lo que se teme desde el Ayuntamiento que la imprudencia de algunos provoque algún día una desgracia que lamentar. El mensaje del concejal fue el de siempre. Insistió en que el mobiliario es de todos los ciudadanos y que entre sus responsabilidades se encuentra el buen resguardo del patrimonio de la vía pública. «Lo que empieza siendo una gracia puede terminar un día en tragedia o en males mayores», dijo Alonso en una rueda de prensa en la que no dudó en animar a la ciudadanía a denunciar a la Policía cualquier hecho sospechoso que se produzca cerca de los contenedores. A «esos ciudadanos de bien que somos la inmensa mayoría», les invitó el concejal a que contribuyan y alerten a los servicios de seguridad si observan prácticas sospechosas, «puesto que no solo perjudican a las arcas municipales sino también a los vecinos y, especialmente, los propietarios de los vehículos que se ven afectados».

El Ayuntamiento además cifró el coste que va a suponer la reposición de estos 85 contenedores: un total de 83.440 euros. Esta cantidad comienza a acercarse peligrosamente a la que tuvo que desembolsar las arcas públicas el año pasado por similares motivos. Los 140 contenedores que ardieron en 2017 supusieron pérdidas por valor de 136.690 euros.

Y lo peor es que el maltrato por parte de algunos a los contenedores de basura no es un hecho aislado, pues papeleras, bancos o maceteros también sufren el embiste de los más incívicos. En lo que va de 2018 se han tenido que reponer ya 22 papeleras y 18 bancos.

Fotos

Vídeos