Almería baja de los 60.000 parados por primera vez desde el año 2008

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, junto a los secretarios de Estado de Empleo y Seguridad Social, Juan Pablo Riesgo y Tomás Burgos./EFE
La ministra de Empleo, Fátima Báñez, junto a los secretarios de Estado de Empleo y Seguridad Social, Juan Pablo Riesgo y Tomás Burgos. / EFE

La caída del desempleo desde su punto más álgido, en el año 2012 (con Rajoy ya en La Moncloa), ha superado el 25% en la provincia

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELES

La del pasado 31 de diciembre fue una cifra para bajar el carrillón, sonreír a los cuartos, dar todas y cada una de las doce campanadas y recibir al año con renovadas esperanzas. El número de parados registrados en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en Almería al cierre del año ha bajado en 1.586 personas en relación con el mes anterior (un 2,63% menos en términos relativos). Es una cifra abultada para una evolución mensual, muy especialmente en diciembre. Pero la valoración es aún más positiva -en cuanto al descenso del volumen de parados- cuando se observa la evolución interanual. Respecto al mismo mes del año anterior el descenso es mayor si cabe: de 3.463 personas en los últimos doce meses. Es un dato que representa un 5,57% de bajada en el registro de parados respecto a diciembre de 2016. En un año, uno de cada 20 parados se ha borrado de esa indeseable lista de espera.

Gracias a este eventual pero señalable descenso -apoyado en la actividad comercial y de la hostelería en las fiestas navideñas y, muy especialmente, en la aún creciente contratación en la industria de la agricultura intensiva bajo plástico- la cifra total de parados en la provincia de Almería se sitúa en 58.716 personas y representa el nivel más bajo de los últimos nueve años. Concretamente desde 2008, año en el que la crisis económica había comenzado a mostrarse como una gigantesca e imparable fábrica de desempleados-. Desde diciembre de 2012, que registró el máximo nivel de paro de los últimos nueve años (79.050), el número de personas desempleadas se ha reducido en 20.334 personas. Esto es: cerca de un 25% de los parados de entonces han acabado saliendo de las listas de colocación del Servicio Andaluz de Empleo.

Destaca la evolución positiva interanual del paro entre el colectivo sin empleo anterior -conformado de forma mayoritaria por egresados del sistema educativo- que ha disminuido su tamaño en un año en 633 parados (un 10% menos) así como el descenso del paro juvenil cifrado en 611 personas (un 11 % menos) en estos últimos doce meses.

La cifra desvelada ayer, además, trae el añadido de que supone rebajar el número de inscritos en las listas del SAE de los 60.000 parados por primera vez en casi una década. Un hito que, sin embargo, podría verse empañado si se mantiene la tendencia de Almería a una reducción mucho menos acentuada de las tasas de desempleo que la que arroja el global estatal. Este mes, sin ir más lejos, dos puntos y medio por debajo.

Por sexo, el paro masculino baja en 167 personas (suponiendo un total de 26.459 los parados) y el femenino baja en 1.419 personas (suponiendo un total de 32.257 las paradas). Esto vincula, efectivamente, de forma determinante la creación de nuevos empleos a trabajos del ámbito del manipulado pero también a otras labores altamente feminizadas como la atención comercial. De hecho, sin ir mas lejos, por sectores económicos de procedencia de los trabajadores, el paro registrado baja en el sector servicios, que registra el mayor descenso con 1.468 parados menos (sector en el que se incluyen estas actividades) así como en otros como la agricultura, que disminuye en 27,y en el colectivo sin empleo anterior, que se reduce en 72 personas. Contradice la norma la industria (14 parados más) y la construcción (146 parados más).

Pese a estas cifras estacionales, y atendiendo a los resultados de hace un año, es precisamente la construcción la que ha arrojado un comportamiento mejor a la hora de restituir a sus desempleados. El número de parados de la construcción ha caído en un 16,67% en los últimos doce meses, una cifra que triplica el descenso medio del desempleo en todos los sectores económicos de procedencia de los demandantes de un puesto de trabajo.

Por edades, los desempleados de menos de 25 años se reducen en 334 respecto a noviembre (6,42% en términos relativos), ascendiendo a un total de 4.866 los jóvenes parados, mientras que entre los mayores de dicha edad el paro bajó en 1.252 personas (2,27% en términos relativos), totalizando 53.850 los parados mayores de 25 años.

La tónica de Almería es similar a la arrojada en toda Andalucía. De hecho, se encuentra en la media de las provincias con mayor reducción, un ranking que encabeza en esta ocasión Cádiz (-7,9% interanual). El paro bajó en Andalucía en 26.378 personas (-3,1% mensual), con lo que la cifra de desempleados se situó en la comunidad autónoma en 825.364 personas. Este descenso mensual ha permitido cerrar el año 2017 con un descenso del paro que alcanzó los 57.713 desempleados en los últimos doce meses, un -6,54% interanual. Al descenso récord de Cádiz, que encabeza la tabla, le sigue Córdoba (-7,8%), Sevilla (-6,8%) y Málaga (-6,3%). La provincia con peor comportamiento de las andaluzas es la de Huelva, en la que aún y todo cae un 4,79% en el número de desempleados en sólo un año.

Contratación

Ahora bien, el dato en la contratación difiere. No sólo porque en diciembre el número de contratos registrados fuera inferior al de noviembre (21.670, un 37,65% menos, algo por otra parte normal debido a las dinámicas económicas en la provincia), sino porque también difirió de forma voluminosa del comportamiento de diciembre del año anterior. Según las cifras desveladas ayer por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el descenso en el número de contratos ha sido de un 8,5%. En parte porque se da una contratación que poco a poco parece estabilizarse. El número de contratos de carácter indefinido registrados durante el mes de diciembre ha sido de 1.357, lo que representa una subida del 2,03 % sobre el mismo mes de 2016, mientras que la contratación temporal ha experimentado una disminución del 9,13% respecto a diciembre de 2016.

Pese a todo, los contratos indefinidos formalizados en el año 2017 suponen apenas el 5,88% del total de los contratos registrados en la provincia, sumando 21.002 contratos indefinidos frente a los 18.264 contratos indefinidos formalizados en 2016. La cifra es ciertamente inferior al 9% de España.

Por su parte, el gasto en prestaciones por desempleo, devengado en la nómina provincial de noviembre y contabilizada en diciembre, ascendió a 25,45 millones de euros y benefició a 34.446 parados. El índice de cobertura de la protección por desempleo en la provincia de Almería en este mes se situó levemente por encima del global estatal: 60,17% respecto al 57,9% español.

Fotos

Vídeos