Adif expropiará 35 fincas para construir la plataforma del AVE a su llegada a Almería

Un tren se dirige al paso a nivel de El Puche mientras los coches esperan./IDEAL
Un tren se dirige al paso a nivel de El Puche mientras los coches esperan. / IDEAL

El administrador de infraestructuras ha publicado la expropiación de estas parcelas que se encuentran en los términos municipales de la capital, Huércal de Almería y Viator

ÁNGEL ITURBIDE/EUROPA PRESSAlmería

Adif Alta Velocidad ha sacado a información pública la expropiación de 35 fincas en los términos de Almería, Huércal de Almería y Viator para acometer el proyecto de construcción de plataforma del Corredor Mediterráneo de Alta Velocidad Murcia-Almería en el tramo entre el río Andarax y El Puche, donde además se ejecutará la supresión del paso a nivel mediante una fórmula soterrada.

De esta manera, parece que las obras del AVE volverán a la provincia de Almería después de que la semana pasada se cumplieran 2.000 días sin que se realizara ningún trabajo en la provincia correspondiente a esta infraestructura ferroviaria. Se van cumpliendo así los anuncios reiterados del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en el sentido de que los trabajos se volverán a acometer este mismo año para dar por concluida las obras con la llegada del tren de alta velocidad a la estación de Almería en el año 2023.

Según el anuncio publicado se prevé la expropiación de 71,4 hectáreas de terreno a través de distintas parcelas, la mayoría de ellas ubicadas en el término municipal de la capital, para llevar a cabo la construcción de la plataforma que acercará la Alta Velocidad a Almería.

Así, del total, 31 de las fincas que suman 67,13 hectáreas a expropiar se ubican en la capital y la mayoría de ellas son propiedad del Ayuntamiento de Almería, mientras que solo algunas pertenecen a otras sociedades, particulares o desconocidos. De estas fincas, solo dos precisan la ocupación temporal de los terrenos.

El resto de las parcelas se encuentran en Huércal de Almería (dos) y en Viator (dos) y pertenecen a sus respectivos ayuntamientos, a Adif y a la mercantil Arcos SA, según el anuncio rubricado por la directora general de Explotación y Construcción de Adif, Isabel Pardo de Vera.

En realidad la expropiación de estas fincas tienen que ver con la supresión del paso a nivel de El Puche y la prolongación de las vías hasta la capital. El Ministerio de Fomento publicó el pasado 5 de diciembre en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la licitación del contrato de 'proyecto de construcción de la integración del ferrocarril en la zona de El Puche'. O lo que es lo mismo, de la supresión del paso a nivel que existe en esta zona a través de su sustitución por una gran rotonda que acabará, tras décadas de espera, con lo que supone actualmente un nudo para la circulación y un obstáculo para la permeabilidad entre varios barrios.

El paso dado en diciembre es la consecuencia directa de unos meses de negociaciones y trámites que van a culminar con la que será la primera obra que impulse la sociedad Almería Alta Velocidad desde su creación. La intención del Ayuntamiento de Almería y de Fomento es estar en obras en la última mitad de este año, lo que supone si todo va según los cálculos que el paso a nivel será historia en la primavera de 2019. Antes toca licitar un contrato que ayer ponía en disposición Adif-Alta Velocidad, la entidad pública empresarial a la que se le encomendó por parte de la sociedad la tramitación administrativa de la ejecución de las obras.

La resolución

Según la publicación de la entidad, el presupuesto base de licitación asciende a 23,08 millones de euros y el plazo de ejecución de las obras es de 13 meses. La actuación consta de dos fases de trabajo diferenciadas: una primera consistente en la adaptación de la estación de ferrocarril Huércal-Viator, que será durante diez meses la de referencia de todos aquellos que viajen en tren hasta la capital como principal efecto secundario de la ejecución de las obras y el obligado corte del tráfico ferroviario durante diez meses. Y una segunda destinada a la obra de soterramiento en sí, que como cabe recordar, supone la supresión del paso a nivel y prepara la llegada del AVE a la capital en doble vía.

A partir de este martes se abre un periodo de información pública de 15 días hábiles sobre la relación de bienes y derechos afectados por la ejecución de las obras con el objeto de que cualquier persona pueda aportar por escrito los datos oportunos para rectificar posibles errores u oponerse, por razones de fondo o forma, a la necesidad de ocupación.

La documentación podrá consultarse tanto en la Subdelegación de Gobierno como en la sede de la Dirección de Proyectos de Adif y en los ayuntamientos de los términos municipales afectados. Las alegaciones se dirigirán a la sede del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias.

Los trabajos para la supresión del paso a nivel cuentan con un periodo de ejecución de 13 meses y un importe global de 23.080.526,15 euros. El plazo de apertura de la treintena de ofertas presentadas, que deberá mantenerse al menos cuatro meses, culmina este viernes.

Fotos

Vídeos