Absuelven a un policía local de Almería acusado por lesiones, tortura y denuncia falsa

Absuelven a un policía local de Almería acusado por lesiones, tortura y denuncia falsa

Tras la querella presentada por un hombre al que golpeó con su defensa en la cabeza en 2007 para evitar que lo agrediera

EFE

El Juzgado de lo Penal número 2 de Almería ha absuelto a un policía local de la capital almeriense acusado por delitos de lesiones, tortura y denuncia falsa tras la querella presentada por un hombre al que golpeó con su defensa en la cabeza en 2007 para evitar que lo agrediera.

La sentencia, contra la que cabe recurso y consultada por Efe, considera probado que sobre las 05:30 horas del 16 de diciembre de 2007 el acusado F.J.N.L., agente de la Policía Local de Almería, acudió al cruce de la avenida del Mediterráneo con la carretera de Níjar, donde se había producido un accidente entre dos vehículos.

El juez señala que en uno de los automóviles implicados viajaba la cuñada del denunciante, R.S.E., que circulaba tras ella en un tercer vehículo.

Los implicados en el siniestro y los ocupantes del tercer coche mantuvieron una discusión tras la que comenzaron a pelearse, llegando casi simultáneamente dos patrullas de la Policía Local.

Al menos cuatro agentes, entre ellos el acusado, bajaron de los vehículos con sus defensas reglamentarias e intervinieron en la pelea para separar a las personas que se estaban agrediendo.

Uno de los participantes en este tumulto era R.S.E., que se encontraba "visiblemente nervioso y alterado" y vio como una persona ajena a los hechos pero que se encontraba en el lugar se dirigía a hablar con F.J.N.L.

Aunque resultó que el hombre que hablaba con el agente era su hermano, R.S.E. creyó que podía perjudicarlos y por ello comenzó a dar empujones al policía local, al que propinó un golpe en la cara.

F.J.N.L. "a fin de poner fin a la agresión que estaba sufriendo", asestó un único golpe con su defensa en la cabeza de esta persona, "calmando definitivamente la situación".

R.S.E. sufrió una herida inciso contusa sangrantes que precisó de puntos de sutura y más tarde le diagnosticaron ansiedad reactiva.

El juez señala que el 20 de diciembre de 2007 se celebró ante el Juzgado de lo Penal número 1 de Almería un procedimiento rápido contra R.S.E. por un delito de atentado, tras el que resultó absuelto de forma definitiva.

Por otro lado, el juez señala que no ha quedado acreditado que F.J.N.L. golpeara con su defensa reglamentaria a R.S.E. por la espalda y cuando la pelea había terminado "con la única finalidad de causarle quebranto físico" en presencia de otros policías locales.

Añade que también se ha acreditado que para evitar la denuncia F.J.N.L. ofreciera ayuda policial al denunciante o que después de lo sucedido trasladara a R.S.E. a la Jefatura de la Policía Local deteniéndolo cuando le dijo que iba a denunciarlo.

En este sentido, el juez precisa que tampoco se ha probado que fuese por esta razón por la que R.S.E. permaneció en calidad de detenido por la Policía Nacional hasta que el 17 de diciembre de 2007 el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia dictó el auto que acordó la libertad provisional de éste.

Igualmente no se ha probado que F.J.N.L. denunciase por atentado a R.S.E. porque sabía que éste lo iba a denunciar a él.

La acusación particular solicitó penas de 30 meses de cárcel por delitos de lesiones y tortura y el pago de una multa por otro delito de denuncia falsa, así como el abono de una indemnización de 10.020 euros.

Durante la vista oral el fiscal pidió una sentencia absolutoria acusado por concurrir la eximente completa de obra en cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho, oficio o cargo, cosa que finalmente ha ocurrido.

Fotos

Vídeos