Más de 60.000 almerienses se beneficiarán de la rebaja en el IRPF

Un anciano camina al sol. /ALFREDO AGUILAR
Un anciano camina al sol. / ALFREDO AGUILAR

La rebaja fiscal tendrá como beneficiarios al 8,5% de la población de la provincia, la mayor parte personas con bajos ingresos económicos

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELESALMERÍA

Pese a ser unas cuentas absolutamente demoledoras en cuanto a inversión en Almería -las segundas más bajas desde que comenzó el siglo, sin apenas fondos para afrontar los proyectos de infraestructura pendientes- no todo es malo en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado ingresados por Montoro en las Cortes Generales. Al menos para los más de 60.000 almerienses que podrían beneficiarse de alguna de las medidas fiscales que llevaría aparejada su aún potencial aprobación.

Concretamente, según fuentes gubernamentales, 61.305 ciudadanos de la provincia de Almería cumplirían alguno de los cinco supuestos que les ahorrarían parte de su tributación por el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) propuesto por el Gobierno estatal y que estaría aparejado al visto bueno de las cuentas públicas. Esto es: el 8,5% de los residentes en la provincia. Según el Ejecutivo central, los que menos ingresos perciben o los que llevan aparejados unos mayores gastos por su situación personal.

Los primeros -y más numerosos- serían los trabajadores y pensionistas. En total, 50.491 personas que podrían descontar parte de su tributación debido a una reforma liviana en el IRPF. «En línea con la reciente reforma del Impuesto se profundiza en la consecución de algunos de sus objetivos inspiradores, en particular, en la reducción de la tributación de los trabajadores de renta más baja, pensionistas y de los contribuyentes que soportan mayores cargas familiares, contribuyentes tales como mujeres trabajadoras, familias numerosas o personas con discapacidad», argumentan desde el Gobierno.

Trabajadores y pensionistas que tributan por rendimientos del trabajo verán cómo se aumenta la reducción de los 3.700 euros actuales a 5.565 euros anuales. «De esta forma se mejora la renta disponible del colectivo de trabajadores con salarios brutos inferiores a 18.000 euros y se eleva el umbral de tributación, esto es, la cuantía de salario bruto anual a partir de la cual se empieza a pagar el impuesto, desde los 12.000 euros anuales vigentes hasta los 14.000 euros anuales», advierte el Ejecutivo. Esta medida estaba incluida en el pacto presupuestario con Ciudadanos, el partido que ya ha anunciado su apoyo a las cuentas del ministro Cristóbal Montoro.

El ahorro máximo anual en cuota será de 760 euros a partir de 14.000 euros de salario bruto, decreciendo linealmente a partir de dicha cifra de salario. El ahorro medio anual será de aproximadamente 440 euros. Eso sí, en Almería la cuantía es levemente superior: 442 euros. De los 50.491 beneficiarios, 40.443 son trabajadores en activo que cobran menos de mil euros mensuales brutos -catorce pagas-. A eso se suma 10.048 pensionistas. La medida se introduce con vigencia indefinida, si bien en 2018 desplegará efectos desde la aprobación de los presupuestos. Eso conlleva que su impacto sea, para este año, «menor», advierten desde el Ejecutivo.

Además, también se incluye un nuevo beneficio fiscal por maternidad: algo parecido a un cheque guardería que se percibiría como una rebaja tributaria en la declaración del año siguiente. Se hará mediante un incentivo fiscal cuando se soporten gastos por la custodia del hijo menor de tres años en guarderías o centros educativos autorizados. La deducción, que afectaría a unos 6.613 contribuyentes, ascendería a mil euros anuales. Será compatible con ayudas autonómicas y se contará de forma prorrateada en función del número de meses en los que se cumplan las condiciones. «Estimulará la incorporación de la mujer al mercado laboral», indicó el Gobierno.

Por otra parte, el Gobierno prevé ampliar los supuestos de aplicación de las deducciones por personas con discapacidad a cargo, al incluirse el cónyuge no separado legalmente cuando este sea una persona con discapacidad que dependa económicamente del contribuyente. La deducción, que en Almería afectaría a unas 3.473 personas, ascendería a unos 1.200 euros anuales.

Por último, el departamento de Montoro ha incluido una medida que, a su juicio, va dirigida a «fomentar la natalidad» y que amplía la cuantía de los límites establecidos para las deducciones por familia numerosa, en concreto, 600 euros por cada uno de los hijos que formen parte de la familia numerosa. Eso sí, en el número de hijos que exceda del mínimo exigido para que dicha familia haya adquirido la condición de familia numerosa de categoría ordinaria general o especial, según corresponda (tres hijos mínimo). Para la provincia de Almería, el número de beneficiarios ascendería a 728 contribuyentes. Todas las medidas entrarían en vigor con los presupuestos y de forma proporcional a lo que quedase de año en curso.

Fotos

Vídeos