El 2018 comienza con 26 'caracolas' menos en Almería

La delegada provincial, Francisca Fernández, durante una visita a una de las obras./
La delegada provincial, Francisca Fernández, durante una visita a una de las obras.

Desde la Junta se destaca el esfuerzo inversor mientras la Confedampa lo tacha de insuficiente y pide una reunión urgente con la consejera Gaya

J. L. P.Almería

La Consejería de Educación, a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación, está llevando a cabo un plan de retirada de aulas prefabricadas que ha supuesto en el año 2017 la supresión de 185 de estas instalaciones provisionales, superando así el objetivo de las 181 que se había marcado para este ejercicio. Estas retiradas han beneficiado a 43 centros de Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Málaga y Sevilla. Actualmente, en las provincias de Córdoba y Jaén ya no hay ningún módulo prefabricado. La eliminación de estas aulas ha sido posible gracias a la finalización de obras que han creado nuevos espacios definitivos en estos centros o por no ser ya necesarias estas instalaciones para atender la demanda de escolarización.

Por provincias, han dejado de estar en servicio 47 aulas en seis centros escolares de Málaga, 42 aulas en nueve centros de Granada, 32 aulas en ocho centros de Sevilla, 26 aulas en cinco centros de Almería, 24 aulas en nueve centros de Cádiz, 10 aulas en cinco centros de Huelva y 4 aulas en un centro de la provincia de Córdoba. Hay que recordar que entre septiembre de 2015 y el año 2016 se retiraron ya un total de 206 aulas prefabricadas en Andalucía. Gracias a esta reducción, en la actualidad son 233 los módulos prefabricados que estén en uso en los centros escolares andaluces, lo que supone una reducción neta del 37.5% respecto a los 373 edificios existentes en septiembre de 2012.

Final de obra

Desde el año 2015 la Agencia Pública Andaluza de Educación está ejecutando un plan de actuaciones de obras específicamente dirigido a crear espacios que permitan la supresión de prefabricadas. A esta programación se suman las retiradas de prefabricadas que se han producido como consecuencia de la finalización de grandes obras realizadas dentro del Plan de Inversiones en Infraestructuras Educativas, como el nuevo IES de El Toyo en Almería, las ampliaciones del IES Fernando Quiñones y del CEIP San José Obrero en Jerez de la Frontera (Cádiz), el nuevo CEIP de Churriana de la Vega y la sustitución del CEIP Nuestra Señora de los Dolores de Alomartes en Granada, el nuevo CEIP Indira Gandhi de Mijas en Málaga y los nuevos CEIP de Mairena del Aljarafe y Burguillos en la provincia de Sevilla, entre otras.

Las aulas prefabricadas son un recurso que la administración autonómica asegura «necesario» en el sistema educativo para hacer frente a incrementos de escolarización que no pueden ser absorbidos por los espacios definitivos del centro, así como para hacer compatible la ejecución de obras con el desarrollo de la actividad docente en aquellos casos en los que la intervención no puede realizarse por completo en periodos no lectivos.

Actualmente no están previstas nuevas implantaciones de prefabricadas en los centros escolares, habiéndose producido las últimas al comienzo del curso escolar actual para atender las necesidades de escolarización o de ejecución de obras. En la provincia de Almería la retirada ha sido efectuada en el IES El Toyo, El Alquián, con 14 aulas, CEIP Diego Velázquez, El Ejido, con dos, CEIP Loma de Santo Domingo, El Ejido, con cuatro, IES Mediterráneo, Garrucha, con cuatro, CEIP Juan Andrés de Toledo, Zurgena, con dos.

La delegada territorial de Educación en Almería, Francisca Fernandez, destacó el esfuerzo que realiza la Junta para eliminar en el menor tiempo posible estos módulos, que se precisan para realizar en los centros obras de gran envergadura y con una duración mayor a los periodos no lectivos, así como para atender nuevas necesidades de escolarización sobrevenidas.

Frente a esta balance, desde el Partido Popular su parlamentaria, Aránzazu Martín, señala que «nos parece más que destacable que a pesar de contar con un presunto aumento de presupuesto por el sistema de financiación del Gobierno de España, las infraestructuras de la provincia de Almería sigan dejando mucho que desear».

Una delegación del PP ha estado visitando durante los últimos meses los centros de la provincia, tanto colegios como institutos y señalan que «hemos podido comprobar que estamos anquilosados y viendo que no se termina de llegar y que comparados con otras provincias nuestros centros educativos siguen necesitando de una mayor inversión».

En FAPACE, por su parte, reconocen que Almería es una provincia donde se da una situación peculiar, ya que «crece el alumnado, al contrario de lo que ocurre en el resto de España». Esto hace que se «necesiten centros, en lugares como Las Norias, Huércal de Almería o Almerimar». En la Federación apuntan que «la oposición habla de los 15 centros que faltan y desde el gobierno de Andalucía se pone en valor lo que se ha hecho. Creemos se está trabajando bien».

A nivel regional, La Confederación Andaluza de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos y Alumnas (Confedampa) se mostró ayer contrariada por estas cifras que considera «insuficientes», por lo que ya se ha solicitado una reunión con la consejera de Educación, Sonia Gaya, para solicitar que se haga un mayor esfuerzo porque el sistema avance hasta unas infraestructuras fijas y de calidad.

Fotos

Vídeos