Ideal

Las cinco rutas diferentes por Cabo de Gata que no te puedes perder

Pantano de Isabel II, en Níjar.
Pantano de Isabel II, en Níjar. / ideal
  • El Parque Natural Cabo de Gata-Níjar encierra tesoros por descubrir que hacen más atractiva la visita. Bellezas naturales que se quedan en la retina y que no se olvidarán nunca.

Ruta Nijar –Pantano de Isabel II:

Desde la plaza del Ayuntamiento de Nijar descenderemos por la Calle Andalucía que se une a la Avenida García Lorca, y al barrio de Las Eras, lugar donde se ubican los comercios de Níjar. Se recomienda parar a pasear por sus tiendas y aprovechar para llevarse cerámica, jarapas, algún elemento de esparto o disfrutar de la gastronomía propia de la zona.

Al final de la Avenida Federico García Lorca tomaremos dirección Lucainena de las Torres, girando en el cruce a la izquierda, y seguiremos las indicaciones hasta salir de la villa.

Continúa el camino a través de la AL-103, una carretera de doble dirección. Durante el camino podremos observar zonas de cultivo y los aterrazamientos típicos de la zona, así como colonias de perdices. Es importante conducir con precaución por algunos estrechamientos de la vía.

Aproximadamente a 7 kilómetros de Níjar encontraremos un desvío a la derecha, que nos indica un cambio de dirección hacia el Pantano de Isabel II, a través de una pista de tierra. A unos 600 metros se llega a una bifurcación, por la que continuaremos recto por la pista de la derecha en dirección al Pantano de Isabel II. Se llegará a la zona de aparcamiento donde encontraremos información sobre esta gran obra hidráulica.

Ruta Nijar – Huebro:

Comenzamos la Ruta del Agua en la Villa de Níjar, una localidad que bien podría ser confundida por un enorme jardín urbano durante las cuatro estaciones del año. Se recomienda visitar la iglesia, ubicada en la misma plaza del Ayuntamiento y la casa Consistorial antes de continuar.

Desde esta misma plaza, tomaremos la calle Camino de Huebro, dejando a la derecha la Calle Saladar, y comenzaremos a subir adentrándonos por las típicas callejuelas que tiñen la villa de blanco.

Junto al primer cartel indicador del Valle de Huebro, es posible ver los restos de un antiguo molino de agua, común a los que veremos en la zona del valle.

Tras salir de Níjar, se continúa el camino dirección a Huebro.

En una curva coronada por una cruz a su izquierda, llamada Curva de la Cruz, existe un punto de observación desde el que podremos observar el Valle de Huebro y también una panorámica de Níjar.

A la derecha y a apenas 50 metros, podremos acceder a una vereda para, desde allí, contemplar una excelente panorámica del pueblo de Níjar.

Tras la parada seguiremos camino a Huebro.

Ruta Etnográfica:

Aunque tapada y con su fruto no muy visible, la agricultura intensiva bajo plástico ha visto la luz de manera espectacular, siendo el motor de una economía pujante liderada por los hombres y mujeres de esta comarca.

Tanto han crecido, que curiosamente han llegado a convertirse en una de las pocas construcciones humanas que pueden avistarse desde el espacio.

Desde tierra, recorreremos la Villa de Níjar visitando sus rincones más encantadores, sus monumentos, su arquitectura popular y sus tiendas de cerámica y de tejidos, especializadas en la confección de jarapas.

Después, en la ruta de Campohermoso - Los Albaricoques, área que concentra el grueso de la actividad agrícola nijareña, disfrutaremos de una espectacular vista de los invernaderos y conoceremos el proceso de cultivo, el tratamiento y la comercialización del tomate Raf o pata negra.

Ruta Cinematográfica:

Silencio. Se rueda. "Luces, cámara y acción" son las tres mágicas palabras que nuestra comarca ha escuchado a lo largo del último siglo. Producciones mundialmente conocidas que han desembarcado en nuestras tierras para aprovechar la excelente luminosidad del cielo y los decorados naturales que ofrece nuestra variada geografía. Unas privilegiadas características que han convertido a la Comarca de Cabo de Gata - Níjar en un inmejorable plató para el séptimo arte. En las playas de Genoveses y Mónsul, nos vendrán a la memoria escenas del aventurero 'Indiana Jones y la última cruzada' y de 'Viento y León'. Seguiremos por Los Albaricoques y el Cortijo de los Frailes para apreciar los platós de los westerns más clásicos que nos brindó el celuloide.

Ruta Pirata:

Dejando al margen su bondad, los piratas poseían pericia en el mar y como tales, supieron valorar las ventajas estratégicas que les conferían estas tierras. Durante la ruta, apreciaréis alguna de las 14 fortificaciones (actualmente patrimonio cultural) y las torres vigías levantadas para hacerles frente.

Todas ellas fueron tituladas con una advocación religiosa. San Pedro, San Ramón, Santiago, San Felipe, San José, San Francisco de Paula y San Miguel. En Los Escullos y en Las Negras apreciaremos estas fortificaciones y en Las Negras - San Pedro recorreremos los acantilados a la vez que observamos las baterías de defensa instaladas para proteger la cala.

Si cogemos el barco, podremos realizar una ruta por la Costa de los Piratas desde Las Negras.