Ideal

Urbanismo, a un paso de adjudicar el estudio estructural del Cable Francés

Urbanismo, a un paso de adjudicar el estudio estructural del Cable Francés
  • Buscan confirmar el buen estado de ‘lo que no se ve’ de este antiguo cargadero de mineral el cual quieren convertir en un atractivo jardín

El Ayuntamiento de Almería, a través del área de Vivienda y Desarrollo Urbano, está pendiente de adjudicar en los próximos días el expediente de contratación del estudio estructural del Cable Francés, el antiguo cargadero de mineral sito en la playa de SanMiguel y el cual quieren convertir en una nueva zona de atracción para los almerienses en el paseo marítimo.

El contrato tiene un presupuesto de unos 15.000 euros y un plazo de ejecución de entre seis y ocho semanas, según avanzaron desde el Ayuntamiento de Almería. La intención de la institución municipal no es otra que conocer al detalle en qué situación se encuentra la estructura de un cargadero mineral sin actividad desde el año 1996.

Pese a que existe ya un anteproyecto en el que se apunta a que los cimientos del Cable Francés están en buenas condiciones, el área de Vivienda y Desarrollo Urbano se niega a iniciar una transformación de la infraestructura hasta no estar seguro de ello. Este es el motivo por el que va a adjudicar un estudio en profundidad de la estructura a una empresa especializada que tendrá para ello que encargar a su vez labores de submarinismo.

Según informó el Ayuntamiento, el contrato en liza consiste en realizar una memoria descriptiva en la que se arroje luz sobre el estado de una estructura sumergida que habrá que inspeccionar buscando daños mediante fotos, croquis o vídeos. Asimismo, habrá que analizar el estado de los elementos singulares, la plataforma, el tablero superior o la capacidad de aguante de unas vigas que deben garantizar la seguridad de la futura actuación.

Cabe recordar que la infraestructura fue usada durante décadas para transportar grandes cargas de mineral, por lo que se estima que el conjunto esté en condiciones favorables para los planes que están encima de la mesa. De todos modos la empresa realizará en el curso de sus labores trabajos de simulación y comprobación de cálculo para conocer de primera mano la capacidad de carga que tiene hoy el Cable Francés. En el expediente de contratación también se contemplan actuaciones de refuerzo y reparación de aquellos elementos que no se encontraran en condiciones óptimas.

Un Highline almeriense

Del resultado del estudio, que probablemente estará listo en los meses de verano, derivará la decisión del equipo de gobierno de iniciar o no el proceso de transformación de esta antigua plataforma. La idea es, tal y como ya aparece en el anteproyecto elaborado, rehabilitar el antiguo cargadero, que mide hasta 313 metros, para convertirlo en una nueva y original atracción para el paseo marítimo de Almería.

La propuesta es realizar un jardín lineal, una zona de paseo rodeada de vegetación que discurra entrando al mar. La idea está basada en el conocido como ‘Highline’ de la ciudad de Nueva York, uno de los lugares más emblemáticos de la macro urbe americana.

La inversión rondaría los 600.000 euros, según se estima desde el área de Vivienda y Desarrollo Urbano comandada por Miguel Ángel Castellón, quien no disimula sus ganas de dotar al paseo marítimo de una atracción singular que haría subir un escalón cualitativo a una zona que pasaría de tener una construcción vieja y olvidada en mitad del mar, a una dotación estéticamente única.

Si no hay sorpresas en el estudio pendiente de adjudicar, quedaría encargar la redacción del proyecto y licitar y ejecutar las actuaciones.