Ideal

El padre de la fallecida denunciaron su desaparición ayer en el Cuartel de Roquetas

  • Al parecer los progenitores de la víctima de lo que todo apunta como un nuevo caso de violencia machista habían detectado la ausencia de su hija, encontrada hoy muerta con claros síntomas de agresión

El padre de la joven de 25 años y nacionalidad rumana cuyo cuerpo ha sido encontrado sobre las 11,00 horas de este lunes en un cortijo ubicado en el paraje Rambla Lechuga, entre los barrios de El Alquián y Venta Gaspar de Almería, denunció su desaparición este domingo mediante una denuncia ante la Guardia Civil.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes de la investigación, quienes han señalado que el padre de la chica interpuso la denuncia alrededor de las 18,30 horas en el puesto de Roquetas de Mar (Almería) tras haberla esperado a la hora de comer y haber tratado de contactar con ella sin éxito.

Las mismas fuentes han señalado que el padre tenía indicios de que su hija estaba acompañada por el supuesto agresor, identificado como A.R., de 30 años y también de nacionalidad rumana. El hombre, cuyo cuerpo ahorcado ha aparecido en un invernadero a escasa distancia del de la chica, carecía de antecedentes penales por violencia de género aunque sí por otros delitos, entre ellos robo.

Fue sobre las 7,40 horas cuando un particular alertó al servicio unificado de emergencias 112 Andalucía de la presencia del cuerpo del hombre en el invernadero, por lo que se avisó a Policía Local y Policía Nacional, desde donde poco después se informó de la existencia de un segundo cadáver.

El cuerpo sin vida de la joven mostraba evidentes signos de violencia, entre ellos un contundente golpe en la cabeza que podría haberle provocado la muerte, si bien serán los resultados que se deriven de la autopsia que se le practica en el Instituto de Medicina Legal (IML) los que determinen la causa del fallecimiento.

Desde el Gobierno han señalado que no existían denuncias previas por violencia de género y se ha pedido "prudencia" a la hora de valorar el suceso, que constituye, según sus propios indicios, el segundo caso de asesinato machista en la provincia en lo que va de año tras el crimen que tuvo lugar el 15 de enero en Huércal de Almería.

Este presunto nuevo caso de violencia machista ha ocurrido en una zona de invernaderos en el barrio almeriense de El Alquián, según han apuntado dichas fuentes. Los agentes de la Policía Nacional encontraron esta mañana ahorcado al hombre, de origen rumano, mientras que el cadáver de su expareja, de la misma nacionalidad, estaba dentro de una acequia y presentaba un fuerte golpe en la cabeza.

La Subdelegación del Gobierno ha informado de que la mujer no había presentado denuncias previas por violencia de género, si bien matizan que todo apunta a que se trata de un nuevo caso de violencia machista.