Ideal

De la Serna promete el AVE Almería-Murcia para 2023
/ M. C.

De la Serna promete el AVE a Almería en 2023

  • aislamiento ferroviario

  • El ministro admite que el Gobierno ha perdido "todo el crédito" con la provincia y se compromete con el Corredor Mediterráneo en un nuevo proyecto que tendrá vía única en un tercio de su trazado

El ministro de Fomento del Gobierno de España, Íñigo de la Serna, se ha comprometido hoy a que la llegada del AVE desde Murcia y hasta Almería se produzca en el año 2023. Lo ha hecho en una rueda de prensa en la que el nuevo titular de las infraestructuras en España ha asumido "el cansancio" de la población almeriense "por los incumplimientos" del Ejecutivo durante los últimos años. Cabe recordar que el proyecto ha estado prácticamente muerto desde 2014, fecha en la que se tapiaron los túneles de Sorbas al acabarse la ejecución de los tramos contratados por el anterior ejecutivo.

De la Serna, que ha insistido en que es consciente de la "falta de credibilidad" del Gobierno en Almería en cuanto a las infraestructuras -"lo asumo", ha reiterado el ministro- ha advertido que Fomento tiene un plan que permitiría sacar del cajón los tramos pendientes y poner en servicio la nueva línea en apenas siete años.

El responsable de las infraestructuras ha relatado que según el plan de Fomento aún quedarían por invertir unos 1.770 millones de euros, y que ya tienen una disposición plurianual para hacerlos efectivos. "Nadie va a detener el AVE por falta de recursos", insistió De la Serna. Este plan pasa por fusionar los tramos pendientes en grandes tramos de entre 25 y 50 kilómetros: Accesos a Almería, Almería-Níjar, Níjar-Los Arejos, Los Arejos-Vera (ya ejecutado), Vera-Pulpí, Pulpí-Lorca, accesos a Lorca, Lorca-Sangonera y Sangonera-Nonduermas-Murcia. La previsión de De la Serna es que durante 2017 se liciten, adjudiquen y redacten todos los proyectos (alguno puntualmente se extendería hasta la primavera de 2018). Y desde ese momento, se comiencen a ejecutar expropiaciones y a licitar y adjudicar obra. Con ello, todos los tramos podrían estar en obra en 2019. Y tras cuatro años de obras, se pondría en servicio en un plazo "conservador", ha dicho, de 2023. "Es imposible hacerlo en menos tiempo".

Los proyectos actuales, inservibles

De la Serna ha prevenido sobre el hecho de que los proyectos que ya se habían contratado por el anterior ejecutivo -y que en algunos casos ya estaban culminados- han quedado ahora inservibles por dos razones: el paso del tiempo y la entrada en vigor de la Ley del Sector Ferroviario de 2015, que prevé nuevos informes pertinentes previos a la construcción de las líneas por parte de los agentes de seguridad implicados en estas infraestructuras. Esta ley respondió al accidente ferroviario de Angrois (A Coruña) en el que perdieron la vida 80 de los pasajeros.

Además, el nuevo proyecto de Línea de Alta Velocidad tendrá que adaptar sus prestaciones a las nuevas demandas de Fomento, que limitarán la doble vía a dos tercios del trazado. El tercio restante (la mayor parte, en la provincia de Almería) se construiría en vía simple. De la Serna insistió en que eso no mermará su capacidad, ya que la alternancia de tramos de vía simple y única será similar a la existente en otros corredores como el gallego o el de Santander. "En ningún caso será una limitación". Según desveló, las previsiones de Fomento más expansivas llevarían a la circulación en un plazo de ocho años de cinco trenes AVE con Madrid (por sentido) y tres con Barcelona (también por sentido), un crecimiento de un 30% de los servicios de Cercanías Águilas-Pulpí-Lorca-Murcia y, aún así, existiría una malla suficiente como para incrementar un 50% más los servicios. Todo ello sin contar surcos suficientes para los mercancías. "Tiene capacidad suficiente", insistió.

"Esperamos que estas actuaciones nos permitan recuperar el crédito perdido, vamos a echar el resto porque esta conexión es muy importante para el resto del país", defendía el ministro.