Ideal

Patronal: «El trato que Almería está recibiendo no se lo merece nadie»

El presidente de la Confederación de Empresarios de la provincia de Almería, Asempal, José Cano, calificó ayer de «puñalada» la rescisión del contrato por parte del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) a la empresa multinacional de la construcción Sacyr para el tramo de la Línea de Alta Velocidad Murcia-Almería entre Pulpí y Cuevas del Almanzora. En declaraciones a este diario, el líder de la patronal aseveró que «aunque previsible», la ruptura contractual es una «puñalada» que se sumaría a la parálisis absoluta que vive el proyecto en Almería desde la llegada del Partido Popular a La Moncloa.

Cabe recordar que, desde que Rajoy asumió la presidencia del Gobierno, sólo se han ejecutado las obras que ya estaban contratadas por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, y que una vez culminadas -abril de 2014- se tapiaron los accesos y se paralizó el proyecto.

Según apuntó Cano, tras esta decisión del Ejecutivo «tocan otros escenarios». El primero de ellos sería conocer cuáles son los planes de Fomento para la línea. Desde el PP se reitera que hay prevista una «inminente» visita del ministro, Íñigo de la Serna, a Almería en la que se revelará el contenido del Estudio Funcional que rediseña casi por completo las características de la línea con Murcia y que también dará a conocer un calendario de ejecución de los trabajos, que según fuentes técnicas supondrían -cuanto menos- una década.

«El trato que Almería está recibiendo [del Ministerio de Fomento, responsable de las infraestructuras ferroviarias] no se lo merece ningún territorio», adujo el presidente patronal almeriense. Cano ya trabaja con su directiva en las citas que en abril y en mayo situarán a Almería como capital de la reivindicación estatal por el Corredor Mediterráneo, eje del que forma parte la Línea de Alta Velocidad Murcia-Almería.