Ideal

Túneles del AVE en Sorbas en 2011, cuando aún había obras.
Túneles del AVE en Sorbas en 2011, cuando aún había obras. / CH. A.

Fomento sólo gastó uno de cada veinte euros previstos para el tren en Almería

  • Según datos oficiales de ADIF, la inversión en tren en la provincia ha sido de sólo 6,5 millones frente a los 112 que tenían presupuestados

El Ministerio de Fomento del Gobierno de España invirtió el pasado año 2016 la escuetísima cantidad de 6,5 millones de euros en combatir el aislamiento ferroviario existente en la provincia de Almería. Según datos oficiales de las empresas públicas ADIF y ADIF Alta Velocidad a los que ha tenido acceso este diario, la reducida cuantía económica destinada en la provincia se ha repartido en una inversión de 6,07 millones de euros en el proyecto de Línea de Alta Velocidad entre Murcia y Almería -en trámites y papeles, ya que no se ha iniciado ni un solo tajo en la veintena de tramos que componen el trazado- y 433.000 euros en renovación y reposición de material en la línea convencional entre Almería y Linares.

Los 6,5 millones de euros de ejecución presupuestaria en Almería suponen un 5,79% de lo inicialmente previsto en las cuentas públicas del año 2016, en las que se incluían suntuosas partidas para el AVE a Murcia (110,03 millones de euros), 1,5 millones para el soterramiento de las vías en la capital almeriense, y 634.000 euros para actuaciones menores en la red convencional. Esto es: de cada 20 euros que Fomento dijo que iba a invertir en solventar la desconexión ferroviaria de Almería, sólo gastó uno.

La bajísima ejecución presupuestaria de los entes instrumentales del Ministerio de Fomento para las infraestructuras ferroviarias se deben, principalmente, a la ausencia de tramos en obras. No sólo en Almería, donde los últimos trabajos de ADIF en Alta Velocidad fueron, en abril de 2014, el tapiado de los túneles del AVE en Sorbas. Sino tampoco más al norte, en la provincia de Murcia, en la que no hay ni un sólo tramo en ejecución. El PSOE volvió ayer a recordar -lo hace en todas y cada una de las apariciones públicas de sus máximos responsables orgánicos- que ya son 1.675 días sin obras del AVE en la provincia de Almería.

No obstante, y para más inri, la indefinición en la que ahora se mueve el proyecto no supone un panorama halagüeño para un cambio de directriz en los despachos que desde otoño ocupa el ministro Íñigo de la Serna. Su predecesora, Ana Pastor, encargó un estudio funcional para revisar en profundidad el proyecto y abaratarlo. Entre las opciones planteadas estaba la de reducir a vía única su trazado. Y en tanto que se ha ido redactando, ADIF ha cancelado contratos de redacción de proyecto y de obras -el último, el del tramo Pulpí-Cuevas del Almanzora, el único encargado por el PP en los más de cinco años que lleva gobernando-. El documento se culminó a finales del año pasado y aún no ha visto la luz.

La situación se ha tornado, para los agentes civiles, insostenible. Ayer, la Mesa del Ferrocarril -que ya prepara su viaje, la semana que viene, a Bruselas, a donde pretende trasladar la situación de desconexión ferroviaria y la parálisis en los proyectos por parte de Fomento- tachaba de «nuevo mazazo» la rescisión del único contrato en vigor para el AVE entre Murcia y Almería. Asimismo, revelaba que la plataforma ha pedido una reunión con el recién reelegido como presidente del PP Andaluz, Juanma Moreno, para reclamarle su implicación.

La escasa inversión ferroviaria en Almería contrasta con los cerca de 1.700 millones de euros presupuestados por Fomento para la Línea de Alta Velocidad entre Olmedo y Ourense. El pasado año se inauguró parcialmente hasta Zamora. Y la agilidad en las obras hace prever que las cuatro principales ciudades gallegas accederán a la red estatal de Alta Velocidad en menos de dos años.