Ideal

Salvados por los pelos de hundirse con el coche en Almerimar

Una grúa extrae el vehículo sumergido en el puerto ejidense.
Una grúa extrae el vehículo sumergido en el puerto ejidense.
  • Los ocupantes del monovolumen pudieron salir antes de verse sorprendidos por el agua al precipitarse por la dársena 1 del puerto

Afortunadamente todo quedó en un susto. Un total de cuatro jóvenes resultaron ilesos tras caer al mar mientras circulaban con un vehículo por la localidad ejidense de Almerimar. Según indicaron algunos testigos de los hechos a este periódico, el incidente se produjo el pasado domingo pasadas las 21.00 horas. Por causas que se desconocen, un vehículo que circulaba por el Puerto Deportivo de Almerimar se precipitó al mar cuando circulaba por la Dársena 1 del citado puerto.

Al parecer, los cuatro jóvenes pudieron salir por su propio pie del interior del vehículo, pese a que a los «pocos minutos» se había hundido prácticamente en su totalidad. Todo hace indicar que los ocupantes del vehículo siniestrado, un monovolumen con pocos meses de antigüedad, pudieron salir de manera rápida por la puerta lateral antes de verse sorprendidos por el agua.

Tal y como muestra la imagen que acompaña esta información, una grúa de grandes dimensiones de la compañía aseguradora Mapfre se hizo cargo el pasado lunes de la retirada del vehículo sumergido. Entre las miradas de decenas de curiosos, el coche fue rescatado del fondo del mar sin mayores complicaciones tras haber permanecido durante una noche en el fondo marino del Puerto Deportivo de Almerimar.

«No es la primera vez»

Según indicaron fuentes del Puerto Deportivo de Almerimar a este periódico, «no es la primera vez» que cae algún coche al mar en la dársena ejidense. Según explicaron, algunos de estos accidentes se han producido porque los conductores han olvidado poner el freno de mano o incluso por algún joven que circulaba a más velocidad de la permitida y «ha perdido el control de su vehículo» cuando circulaba junto a los barcos. En la mayoría de estas ocasiones no se han tenido que lamentar daños personales.