Ideal

La elección del tamaño es la clave para el éxito en un aumento de mama

La elección del tamaño es la clave para el éxito en un aumento de mama
  • A muchas pacientes les cuesta tomar esta decisión pero la valoración y opinión del médico especialista les ayudará a resolver esta duda

Decidir el tamaño o la talla en un aumento de mama es decisivo en una intervención de estas características. Por este motivo, la comunicación con el cirujano plástico y alcanzar un acuerdo sobre el tamaño es lo más importante para lograr el éxito en una mamoplastia o cirugía de aumento de mama.

A muchas pacientes les cuesta tomar esta decisión pero la valoración y opinión del médico especialista les ayudará a resolver esta duda.

El doctor Jaime Antonio García Pérez, médico especialista en cirugía plástica reparadora y estética, explica que el aumento de mama es una de las intervenciones más habituales en la actualidad. Así es que, cuando llega una persona con esta intención, “lo primero que hago es escucharla para saber qué podemos hacer para cumplir sus expectativas”, dice el doctor.

El tamaño que se determine tiene en cuenta muchos condicionantes como estatura, peso o el tamaño de tórax; por esto “lo que para una mujer vale no sirve para otra, y es que mucha gente desconoce que el aumento de mama es una cirugía muy personalizada”, explica Jaime García.

Características físicas

Cuando hablamos de tamaño de pecho hay que intentar buscar la naturalidad ya que, por ejemplo, como indica el doctor, “una mujer muy delgada y estrecha de tórax no puede aspirar a una talla excesivamente grande, poner una prótesis desproporcionada a sus medidas es prácticamente imposible y, además, el resultado sería artificial”.

Quienes quieren someterse a un aumento de mama tienen que saber que una prótesis de unos 200 cc supone ganar una talla de copa. Los tamaños de prótesis mamarias que se implantan con más frecuencia son de entre 300 y 350 cc, es decir, un aumento de entre una o dos tallas.

La elección del implante también ocupa un tiempo importante ya que hay distintos tipos en función de su proyección, es decir, el grado en el que el implante sale hacia fuera. Ahí la opinión del médico también es importante porque depende de la anchura y altura de cada paciente.

Buscando el equilibrio

Según la experiencia del cirujano plástico, la mamoplastia es una intervención en la que, a veces, sucede que la opinión del médico no coincide con los deseos de la paciente. Cuando esto pasa, el médico está obligado a facilitar toda la información necesaria para que la paciente tenga a su disposición todo el conocimiento que le permita tomar una decisión.

Está claro que a la hora de elegir el tamaño ideal intervienen aspectos objetivos que responden a las características físicas propias de cada mujer y aspectos subjetivos relacionados con los deseos y preferencias de la paciente. La experiencia dice que “siempre se logra la satisfacción de la paciente cuando se llega a un equilibrio y consenso entre paciente y médico”, recuerda satisfecho el doctor Jaime García.

La relación entre médico y paciente no finaliza al realizar la mamoplastia ya que esta es una intervención que, al igual que otras, requiere una revisión y un control anual por parte del médico especialista en cirugía plástica.