Ideal

Cientos de personas se manifiestan en San Isidro para exigir justicia

  • La versión de la familia del fallecido señala que el hombre no maltrató a su esposa y que estaba bajo un tratamiento muy fuerte al sufrir la enfermedad de Parkinson

Más de medio centenar de personas, entre familiares, amigos, vecinos y compatriotas del hombre de 52 años que falleció el pasado viernes en San Isidro tras ser detenido por un presunto delito de malos tratos se han concentrado esta mañana en la pedanía nijareña para mandar un mensaje de apoyo a la familia de la víctima mortal y para exigir a las administraciones que aclaren las circunstancias de la muerte del hombre.

Según ha señalado a este periódico EL Khalile, miembro de la comunidad islámica de San Isidro, en la concentración también han participado familiares del fallecido, entre ellos sus hijos, quienes han tenido unas palabras de cariño hacia su padre y han descartado el maltrato hacia su madre por parte de este.

En este sentido, la versión de la familia tiene otra versión de lo que ocurrió minutos antes del fallecimiento. Según han explicado, el hombre “no maltrató en ningún momento a a su esposa”. Estaba enfermo de Parkinson y durante la mañana de la muerte había tomado “un medicamento muy fuerte” y estaba “muy agresivo”. Al parecer, la familia solicitó una ambulancia pero se presentó antes una patrulla de la Guardia Civil y fue ahí, según esta versión, cuando el hombre se desplomó cuando estaba siendo reducido.

Cabe recordar que el cuerpo sin vida del hombre fue trasladado al Instituto de Medicina Legal (IML) de Almería y se espera que la autopsia arroje las causas por las que murió. Según la información aportada por la Policía Local a través del Servicio de Emergencias del 112, el fallecido perdió el conocimiento y se quedó sin pulso en el momento en el que los agentes trataban de ponerle las esposas.