Ideal

24 meses de internamiento para los dos menores que rompieron el cráneo a un chico en un robo

  • Fueron detenidos el pasado mes de junio acusados de fracturar el cráneo a un joven, a quien golpearon con una piedra de grandes dimensiones en la cabeza por la espalda

El Juzgado de Menores número 1 de Almería ha impuesto 18 y 24 meses de internamiento en régimen cerrado a cada uno de los dos menores de 16 y 17 años que fueron detenidos el pasado mes de junio acusados de fracturar el cráneo a un joven, a quien golpearon con una piedra de grandes dimensiones en la cabeza por la espalda en un intento de robo en el Parque de las Familias de Almería.

Según han indicado fuentes judiciales, el juez también ha impuesto a cada uno una medida complementaria de nueve meses de libertad vigilada, toda vez que ha estimado para el cumplimiento del régimen cerrado el tiempo que llevan internos en sus correspondientes centros de menores, en los que ingresaron tras los hechos.

El juez, que también interesa que los padres de los menores indemnicen solidariamente al perjudicado con una cantidad superior a los 9.600 euros, consideró probado de conformidad con las partes que ambos menores abordaron a un joven sobre las 22,00 horas del 26 de mayo en el Parque de las Familias de la capital para que les diera cinco euros.

Con esto, y después de que la víctima se negara y se marchara del lugar, fue seguido por los menores hasta la salida del citado parque, donde le agredieron con varios golpes. En este sentido, fue el más pequeño de ellos el que le arrojó una piedra, que impactó en la parte trasera de la cabeza de la víctima, quien se cayó al suelo inconsciente.

El fallo, declarado en firme y que atribuye a los menores la responsabilidad por un robo con violencia y homicidio, ambos en grado de tentativa, incide en que gracias a la rápida intervención de los servicios sanitarios, la víctima no perdió la vida.

Cabe recordar que, en su actuación, la Policía Nacional encontró al herido en el suelo del parque tras recibir una llamada de alerta en la sala del 091, por lo que tuvo que ser trasladado al Hospital Torrecárdenas para ser operado de urgencia por la fractura que padecía, llegando a ingresar en la UCI.

La investigación fue realizada por agentes del grupo V de la Brigada de Policía Judicial en colaboración con agentes de la brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría Provincial de Almería.