Ideal

El Ayuntamiento exigirá más de un millón de euros a la antigua concesionaria CEAL

  • Hecha la liquidación del contrato de servicios funerarios, las cantidades a pagar por el área difieren de las de la empresa, lo que aboca a un nuevo litigio

El Ayuntamiento de Almería, a través del área de Fomento, Comercio y Playas, ha presentado esta semana en junta de gobierno local la liquidación del antiguo contrato de concesión de gestión del servicio público mortuorio de la ciudad, cuya resolución acabó en un litigio judicial con la mercantil CEAL.

Tras dimes y diretes entre ambas partes, una vez que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) dio la razón a la empresa al haber decretado el Ayuntamiento silencio administrativo, el cumplimiento de la sentencia condenaba al erario público a hacer frente a la demanda por parte de la mercantil de 5,4 millones de euros en compensación por los daños y perjuicios derivados de la actuación municipal. Mientras establecía Hacienda un calendario de pagos, el área delegada fue al Consejo Consultivo de Andalucía (CAA) al objeto de declarar nula la liquidación de la empresa, es decir, lo que hay que pagar.

Finalmente y tras haber abonado ya parte de ese dinero, unos dos millones de euros, el CAA resolvió que la cuantía de 5,4 millones de euros a pagar «no está acreditada», por lo que dejó la puerta abierta para que el Ayuntamiento confeccionase su propia liquidación, que es lo que ha venido haciendo en todo este tiempo hasta la aprobación de la misma en la última junta de gobierno local.

La cantidad revisada por los técnicos municipales es, como cabía de esperar, bastante inferior a la de la mercantil. Según el concejal del ramo, Carlos Sánchez, esta asciende a 911.000 euros. Lo que supone un desfase incluso con lo ya abonado en lo últimos ejercicios presupuestarios. Teniendo en cuenta que de la resolución del contrato se debe derivar una indemnización a la empresa para CEAL de 5,4 millones y para el Ayuntamiento de 911.000 euros, se entiende que todo está abocado a un nueva guerra judicial.

No obstante, tras la aprobación de esta semana, el equipo de gobierno instará a la mercantil a devolverle más de un millón de euros, cuantía correspondiente al saldo entre lo ya pagado y lo que dicta la liquidación municipal. Es evidente que esta resolución será recurrida por CEAL, que abrirá así una nueva vía administrativa.

«Con esta decisión hemos conseguido tiempo, dejar de pagar en los próximos ejercicios a la antigua concesionaria y por fin saber lo que realmente debíamos tras haber ido al Consultivo y anular su liquidación», señaló Sánchez, que espera que los tribunales refrenden la cantidad defendida por los técnicos de la casa.