Ideal

Mediación como recurso profesional

Mediación como recurso profesional
  • La mediación es un mecanismo de resolución de conflictos que, en la actualidad, supone un método clave dentro de la intervención social

Para que distintas partes puedan solucionar un problema, existen diferentes tipos de mediación, como son la familiar, educativa, laboral, sanitaria, intercultural, penal o penitenciaria, entre otras. Su objetivo principal es el de prevenir, transformar o resolver conflictos entre personas, colectivos o comunidades. Incluso, también, son recurrentes las estrategias de este mecanismo para aplicarlas entre pueblos y naciones.

Para poder ejercer una labor mediadora desde la perspectiva profesional, existen acciones formativas de especialización que permiten gestionar con éxito la persistencia de la cohesión social y de la convivencia. Dependiendo de los distintos ámbitos en los que pueden aplicarse las estrategias de mediación, las vías para llegar a un acuerdo entre las partes con intereses contrarios deben emprenderse del modo que mejor corresponda.

En el caso de la mediación familiar, por ejemplo, el enfoque trabajado es sistémico, de forma que conviene estudiar el sistema sociofamiliar concreto a tratar, para aplicar los principios de voluntariedad, transparencia y respeto mutuo. Este tipo de mediación es desarrollado sin connotaciones terapéuticas, y requiere una serie de competencias que pueden adquirirse mediante un curso de mediación familiar en modalidad online. La formación en mediación familiar está dirigida a profesionales con experiencia en mediación, así como a personas tituladas en los ámbitos de Pedagogía, Psicopedagogía, Psicología, Trabajo Social, Educación Social y Derecho. No obstante, estos estudios también son asequibles para otros perfiles que deseen orientar su trayectoria profesional en esta línea de intervención o mejorar su formación en esta área.

Otro de los campos profesionales que más demanda de especialización está teniendo, durante los últimos años, es el de la mediación intercultural. En este caso, la mediación es aplicada como un recurso dirigido a personas procedentes de diversas culturas. Su objetivo es facilitar las relaciones entre personas o grupos, para promover su integración social, a través de una persona, grupo o institución, que interviene en el proceso. El estudio de un curso online de mediación intercultural acerca a la realidad de esta necesidad, instruyendo sobre la importancia de la figura mediadora para la prevención y resolución de conflictos en diferentes ámbitos de la sociedad.

La formación en mediación intercultural, concretamente, está basada en una visión muy documentada, y actualizada, sobre la diversidad cultural. Los procesos de mediación intercultural han de inculcarse desde la etapa escolar, ubicando los conceptos de salud y enfermedad en un marco teórico de referencia, y entendiendo dichos conceptos desde una nueva concepción global e integradora de la persona. Para ello, este aprendizaje da a conocer la idea de educación social y para la salud como medios para conseguir cambios efectivos y una mejora de la calidad de vida, en una sociedad en la que cada vez más se dan situaciones de movilidad geográfica, y que, por otra parte, ha de hacer frente a situaciones polémicas en las que se cierran puertas a personas procedentes de otras culturas, en ciertos países.

Mediar, por tanto, requiere llevar a cabo el diseño, desarrollo y evaluación de planes y proyectos en cualquiera de las áreas que se deban ejecutar las acciones pertinentes. Los cursos y programas de máster especializados en mediación, dotan de los conocimientos necesarios para emprender estas pautas de manera profesional.