Ideal

El Consistorio ejecutó en 2016 sólo un 38,6% de la partida presupuestada para inversiones

Obras de prolongación del paseo marítimo llevadas a cabo durante la anterior Corporación.
Obras de prolongación del paseo marítimo llevadas a cabo durante la anterior Corporación. / IDEAL
  • El viernes se debate en pleno la liquidación del ejercicio anterior, que arroja un superávit de 26,6 millones de euros

El Ayuntamiento de Almería ejecutó apenas un 38,6% del total del presupuesto asignado a las inversiones, según subyace de la liquidación presupuestaria del año pasado, que se debatirá el próximo viernes en un pleno extraordinario.

Este dato, como muchos otros, fueron dados a conocer ayer por la concejala del área de Economía y Hacienda, María del Mar Vázquez, quien se congratuló de la «buena salud» de las cuentas municipales. Así lo cree con el documento de la liquidación en la mano, el cual deja escrito negro sobre blanco cómo ha sido realmente en términos numéricos la gestión del Consistorio durante el ejercicio presupuestario del año dejado atrás.

Destaca entre estas cifras, parámetros y porcentajes... el grado de ejecución de las inversiones durante 2016, que se muestra muy inferior si se compara con el de su año inmediatamente anterior. Esto lo contextualizó ayer Vázquez aludiendo a que las grandes y efectivamente no ejecutadas inversiones no son patrimonio exclusivo del Consistorio, por lo que en ocasiones esta no siempre fácil gestión al alimón repercute de manera perjudicial en los grados de cumplimiento estrictamente cuantitativos.

La edil puso los ejemplos del Mesón Gitano, Plaza Vieja o la prolongación del paseo marítimo. Para dichos proyectos el Consistorio tenía pergeñado un dinero el cual no ha podido poner en liza debido a contratiempos tales como la decisión del ministro Cristóbal Montoro de cerrar prematuramente los Presupuestos estatales, que dejó en la estacada la ampliación de un paseo marítimo para el que el Ayuntamiento tenía reservada una partida importante de dinero, o los problemas que dio la Junta debido al impacto visual del Mesón Gitano, entre otros.

Aunque el porcentaje es más bien bajo, estas circunstancias han operado de tal forma que, según Vázquez, de no haber necesitado el concurso de otras administraciones el grado de ejecución hubiera sido mucho más alto. Al menos se hubieran quedado más cerca del registrado en 2015, en el que el grado de cumplimiento alcanzó el 62,52%. Cabe recordar que fue año electoral, lo que da la razón a los que piensan que tampoco es tan malo que se celebren tantos comicios.

A este dato cuestionable se le puede enfrentar otros muchos de un cariz más positivo. Por ejemplo aquellos que avalan la cada vez más eficaz capacidad recaudadora del Ayuntamiento o de eficiencia en el gasto. Sobre ambas realidades dio datos Vázquez, que apuntó a un superávit importante de 26,6 millones de euros, dinero con el cual además de rebajar el endeudamiento o pagar facturas atrasadas se llevará a cabo un plan de inversiones financieramente sostenibles, «que van a suponer un gran impulso para la ciudad», dijo.

Por otra parte, «sin subir la presión fiscal», la edil destacó el aumento de ingresos y el descenso de la deuda. Dio datos que lo avalan: respecto a 2016 se deben seis millones menos y los impuestos por habitante (-12,6 euros) así como el periodo medio de pago a proveedores (21,71 días) también han disminuido.

Temas