Ideal

Otra semana grande para el tren

Otra semana grande para el tren
  • El PP presenta una proposición de no de ley acrítica con su gestión para "continuar trabajando" por el tren en Almería

El tren volverá a ser noticia esta semana. El Partido Popular elevará a la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados una moción (proposición no de ley en esta cámara) mediante la cual ni siquiera pide nada al Ministerio, sino que se limita a manifestar «la voluntad de continuar trabajando, en colaboración con el resto de administraciones y organismos implicados, en la mejora de las comunicaciones ferroviarias con Almería y en el desarrollo de las actuaciones necesarias que permitan continuar con la ejecución del corredor de Alta Velocidad entre Murcia y Almería.

El documento -que pueden consultar íntegramente en la página web del Congreso de los Diputados- asevera que el Ministerio de Fomento, bajo mandato de su partido, ha «seguido impulsando» el avance del AVE a Almería «adjudicando» las obras del tramo Pulpí-Cuevas del Almanzora. Tramo que, cabe recordar, lleva año y medio paralizado porque no se habían ejecutado aún las expropiaciones y sobre el que aún pende la duda: Sacyr, la adjudicataria, ha pedido resolver el contrato y aún, que haya trascendido, no hay un pacto para iniciar de una vez las obras.

El debate y su votación tendrá lugar el próximo miércoles a partir de las 16 horas. Pero parece poco probable que salga adelante por su propio contenido. El PP no tiene mayoría absoluta y sólo conseguiría aprobarla si consigue el apoyo del PSOE, de tres de los cuatro grupos grandes (PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos) o si se da un gran bloque de abstención.

El contenido de la moción es un catálogo de las últimas medidas que ha tomado el Gobierno presionado por la Mesa en Defensa del Ferrocarril en Almería, una plataforma integrada por más de medio centenar de organizaciones sociales, vecinales, sindicales, políticas y profesionales de la provincia. Por ejemplo, la reducción de los tiempos de viaje con Madrid de entre 23 y 7 minutos en función del trayecto, o las obras de parcheo en la vía con Granada para arañar algunos minutos en los trayectos internos con el resto de Andalucía. Incluso recoge la «mejora de la accesibilidad» de personas con movilidad reducida a los Talgo pese a que estaba previsto que entrara en funcionamiento en febrero y muy recientemente ha sido pospuesta como mínimo hasta principios de verano.

Lo curioso es que fue la Mesa del Ferrocarril, absolutamente crítica con la política gubernamental, la que instó a presentar un texto que, tras pasar por el PP, no incluye ni un ápice de autocrítica hacia la gestión durante los cinco últimos años en Fomento -con Mariano Rajoy en La Moncloa- en los que el proyecto del AVE a Almería ha estado absolutamente paralizado. Desde el PSOE ya avanzan que, pese a que esta semana que mañana comienza será cuando decidan el sentido de su voto, será muy difícil alcanzar un consenso porque las enmiendas al texto serían tan sumamente divergentes con el documento inicial que lo hacen del todo inviable. «Con el texto de Podemos podríamos negociar, pero es que el del PP no tiene ni pies ni cabeza» relatan fuentes socialistas. Podemos y Ciudadanos también analizarán esta semana el sentido de su voto que, así, de modo previo, parece difícil que converja con lo propuesto por el PP.

En el PSOE, que fueron los primeros en presentar su propia proposición no de ley (está fechada el 26 de julio, tres meses antes de la popular) esperan 'colar' su moción cuanto antes. En ella se plantea, sobre todo, que ante la parálisis en las obras del AVE, se actúe de forma preferente en la mejora de las condiciones de la vía convencional y en la construcción del cambiador de ancho de Granada, en estudio pero sin obras previstas en el corto plazo.

Y mientras tanto, los de Podemos, que registraron su moción en diciembre, relatan una historia de paso de cangrejo (hacia atrás) en materia ferroviaria y reclaman obras en el AVE y un plan específico de mejora ferroviaria para la provincia de Almería.

Que hubiera un consenso total es lo que viene reclamando la Mesa del Ferrocarril de Almería. Los cuatro partidos forman parte de la plataforma y, en principio, comparten diagnóstico. Por ello no se entiende que no pueda ocurrir en el Congreso como en el Parlamento de Andalucía, donde tras algunos días de borradores, los cinco partidos con representación parlamentaria alumbraron un texto crítico por unanimidad. Pero Madrid es Madrid, pese a que aún se esté a tiempo.