Ideal

El juez cita a declarar a los testigos del accidente de tráfico mortal de la Rambla

El juez cita a declarar a los testigos del accidente de tráfico mortal de la Rambla
  • El titular del juzgado también ha solicitado la exploración médico-forense del acusado

El Juzgado de Instrucción número 3 de Almería ha citado a declarar a seis testigos del accidente de tráfico que tuvo lugar el pasado 8 de enero en la Rambla Federico García Lorca de la capital, en el una mujer perdió la vida y su pareja sentimental resultó gravemente herida después de que su vehículo impactara contra el todoterreno de alta gama conducido por F.B., quien permanece en prisión provisional por estos hechos.

Previamente, el titular del juzgado también ha solicitado la exploración médico-forense del acusado, a quien se le atribuye de forma provisional los presuntos delitos de homicidio imprudente, contra la seguridad vial y omisión del deber de socorro, ya que tras el impacto frontolateral entre los vehículos que tuvo lugar en el cruce entre la citada vía y la calle Poeta Paco Aquino, el joven abandonó a pie el lugar de los hechos.

En este sentido, según han indicado a Europa Press fuentes jurídicas, el atestado incorporado a la causa el pasado 27 de enero recoge que, según las imágenes filmadas por las cámaras de control de tráfico, el acusado tardó unos ocho segundos en salir de su coche, un BMW X5, y abandonar la escena del accidente, que se produjo sobre las 8,20 horas.

El mismo atestado detalla que el vehículo que enfiló la Rambla sentido ascendente habría llegado a alcanzar una velocidad de entre 90 y 95 kilómetros por hora según se deduce del examen de las imágenes y el tiempo que transcurre de la aparición del coche entre cámara y cámara. Del mismo modo, apunta a que rebasó un semáforo en rojo antes del choque.

No obstante, el mismo atestado no recoge entre sus conclusiones si las víctimas, que viajaban en la parte trasera del vehículo con su bebé de 15 meses --asegurado en una silla homologada y que resultó ileso-- llevaban puesto o no el cinturón de seguridad, con lo que únicamente se aporta una pericial fotográfica sobre el estado de los amarres de los asientos posteriores.

En este sentido, el abogado defensor del detenido, Nabil El Meknassi, ha avanzado que va a solicitar ante el órgano instructor una ampliación del atestado elaborado por la Policía Local así como, si procede, la declaración de los agentes actuantes tras el siniestro.

Cabe recordar que la Jefatura indicó en una nota que el vehículo del acusado circulaba "a una velocidad superior a la permitida", "con temeridad manifiesta" y "se saltó varios semáforos en rojo desde las Almadrabillas", a varios cientos de metros del punto del impacto.

La Jefatura de la Policía Local de Almería, encargada de realizar el atestado del siniestro, indicó que a raíz del impacto los dos ocupantes adultos de los asientos traseros "salieron despedidos a través de la luna trasera hacia la calzada", lo que hizo que el hombre identificado resultara herido y que la mujer falleciera. En el coche arrollado había otras dos personas más que también resultaron heridas de carácter leve.

Identificado por un tique de compra

El acusado, de nacionalidad rumana, prestó declaración el juez y reconoció que se saltó un semáforo en rojo en el momento de los hechos. El detenido fue localizado gracias al hallazgo de un tique de compra por parte de la Policía Científica en el coche que abandonó tras provocar el accidente.

El papel permitió la identificación y localización de F.B., ya que dicho vehículo se encontraba a nombre de una mujer, al parecer, familiar del detenido, que fue arrestado horas después en su vivienda, ubicada en el barrio de Los Ángeles.

Según informaron fuentes policiales, el detenido se dedicaba a la compra-venta de vehículos y en el momento del accidente "se presume que estaba probando el vehículo" de una familiar, "duplicando o triplicando" la velocidad permitida en la Avenida Federico García Lorca de la capital.

La detención se realizó a las 14,00 horas del mismo día de los hechos, "seis horas después del accidente", en el propio domicilio del conductor huido en Almería capital hasta donde se había desplazado "a dormir" tras abandonar el lugar del accidente sin atender a los heridos. Este extremo afectaría a la validez de las pruebas de alcoholismo y consumo de estupefacientes.