Ideal

Almería encabeza con todo su potencial la presencia andaluza en la feria de Berlín

fotogalería

Aspecto que presentaba en la mañana de ayer el pabellón de Andalucía, donde se encuentra la representación almeriense. / A. I.

  • Fruit Logistica celebra su 25ª edición siendo el polo de atracción de 83 países productores de frutas y hortalizas

Mucho ha cambiado la situación en los últimos doce meses. Si hace un año los almerienses llegaban a Berlín con la amenaza de un paro general y una gran manifestación en casa, en Almería, trescientos sesenta y cinco días después la asistencia a Fruit Logística se hace con otra cara en las antípodas de lo que ocurrió en 2016.

La 25 edición de Fruit Logistica ha abierto sus puertas en una semana gélida, pero cálida en el ánimo de los almerienses que llegan con todo su potencial, no en vano encabeza la presencia andaluza en esta, la feria más importante en el sector de las frutas y hortalizas a nivel mundial. Y lo hace con 18 empresas expositoras en el pabellón andaluz que organiza la agencia para la internacionalización de los productores andaluces, Extenda. Y con otras empresas que viajan fuera de este paraguas pero que muestran, asimismo, la riqueza del sector provincial.

Como si se tratara de dos extremos opuestos el uno del otro, la situación del sector hace un año era mala, con una convocatoria de paro general y manifestación para dejar patente la vulnerabilidad de los agricultores como consecuencia de los bajos precios que se obtenían en el mercado. Este año la situación es diametralmente diferente y la satisfacción por los buenos precios que se están obteniendo llenan de euforia a los productores. Pero no todo es un bálsamo porque tanto una situación como la otra tiene sus peligros, fundamentalmente por la incapacidad de un sector para hacer los deberes y conseguir mejorar su posición en la gran cadena de la distribución. Las bajas temperaturas y una reducida oferta en los mercados hicieron que los precios se disparasen siendo los principales beneficiados los productores. Y así llevamos varios meses. Para las empresas ha sido positivo, pero la bonanza de la situación se ha tornado en desventaja cuando han tenido que hacer frente a unos altos precios dada la coyuntura e, incluso, a tener que comprar al precios elevados a otras empresas para completar y satisfacer la demanda.

Ahora la situación está cambiando y nadie parece entenderlo. Continúa el frío, sigue habiendo poco producto en el mercado y, sin embargo, los precios están bajando. Es lo que le ha pasado al calabacín o la berenjena que de tocar las nubes están cayendo hacia el suelo sin que nadie le encuentre una explicación lógica dentro de las leyes de la economía más elemental.

Organización

Esta problemática preocupa. Esta y la otra. Todas. Que el sector tenga que sufrir por los bajos precios que se pueden dar en una campaña dependiendo de factores externos, o que tome oxígeno en otros momentos porque la situación es de bonanza, preocupa, sobre todo por la imposibilidad aparente de influir en ella. Es algo que ya lo adelantó hace unos días la consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, al referirse a este tema. Ortiz destacó la necesidad de que exista un equilibrio en los precios de los productos hortícolas y en su cadena de valor. La responsable del campo andaluz defendió que los precios debían ser razonables para todos los eslabones de la cadena destacando recalcando que el coste debe permitir a los agricultores obtener un beneficio acorde al esfuerzo que realizan.

La capacidad del sector para intervenir en los momentos delicados en los que se producen fuertes desequilibrios es fundamental para la pervivencia de todos los protagonistas del sector hortofrutícola.

La 25 edición de Fruit Logistica se presenta con importantes atractivos para los almerienses. Aquellos que no tienen presencia expositora la tendrán en sus encuentros con clientes consolidados y otros potenciales. Cierra el círculo de las relaciones comerciales entre productor y cliente es imprescindible para el sector. Cuidar al cliente y establecer nuevos puentes con otros potenciales es esencial para la buena marcha del sector de frutas y hortalizas. Y eso lo tienen muy claro quienes se han trasladado hasta la Messe de Berlín. A muchos no los veremos en los tres días de feria, pero están aquí y están trabajando por sus intereses que, a la postre, son los de toda una provincia. En esta edición Alemania es el centro de la feria. En su 25 aniversario los organizadores han querido poner el acento como país invitado en Alemania. Para Almería esto es importante, pues no en vano los germanos son los principales destinatarios de nuestras producciones. Nada menos que el 30% de lo que exporta Almería se comercializa en este país europeo.

Trump y 'brexit'

Pero además de todo lo anterior Fruit Logística va a servir para ver por donde respiran los mercados. No es ningún secreto que la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos preocupa y mucho en Europa. Lo que en el país norteamericano ocurra va a tener una incidencia en las relaciones comerciales con Europa y , por consiguiente, Almería se verá afectada. Pero si la irrupción de Trump en la Casa Blanca es motivo de preocupación aún lo es más lo que ocurre dentro de las fronteras europeas. La salida de Reino Unido de la Unión Europea es un problema grave para los intereses europeos y el efecto contagio que esto pueda tener en otros países donde este año tendrán elecciones como Francia, Holanda o la propia Alemania, no lo es menos. De todo esto se va a hablar en Berlín por lo que habrá que estar muy atentos a como reaccionen los países productores y los mercados europeos a futuro.

En el fondo subyace una asignatura pendiente y suspendida desde el inicio de la agricultura intensiva en Almería. Si la provincia se ha convertido en un modelo a seguir para países que aspiran a situarse y consolidarse en los mercados no lo va a ser en la configuración de sus canales de comercialización. Almería ha alcanzado unas cotas de calidad en sus producciones que son la envidia para muchos. Cotas en la producción difícil de superar y que hacen que los productos almerienses sean deseados por los consumidores en toda su gama.

El desarrollo de la producción a través de la lucha integrada y control biológico y el aumento de la producción ecológica hace que los productos almerienses sean más demandados por un mercado y por un consumidor que ha puesto en los más alto la salud y un modelo de vida basada en hábitos saludables. En esta pacerla Almería se ha situado con éxito y de ahí será difícil desbancarla.

Otro capitulo aparte merecería el de la industria auxiliar, también presente en Fruit Logistica, que está exportando su conocimiento fuera de nuestras fronteras con gran éxito. La industria que gira en torno a la hortofruticultura almeriense está funcionando como un potente foco de atracción de técnicos de numerosos países que quieren conocer lo que se hace en Almería, además de vender producto en otros países.

Pero Almería debe poner las bases para aprobar sus asignaturas pendientes. La falta de infraestructuras de transporte están lastrando el futuro del sector. El Puerto de Almería está infrautilizado y cuantos intentos se han abordado para la exportación de frutas y hortalizas por vía marítima han fracasado. La estación de contenedores no ha despegado y la exportación de nuestras producciones se siguen realizando por carretera. Posiblemente el cierre ferroviario del Corredor Mediterráneo desde Almería hasta Francia cambien los planteamientos. Exportar por ferrocarril puede ser más ventajoso y rentable que por carretera, pero Almería no puede dar la espalda a esta posibilidad. El sector del transporte por carretera es muy potente y habrá que abordar, más pronto que tarde, su futuro.